" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Fallada la séptima edición de los premios Investigadores y Profesionales Jóvenes y Academiae Dilecta

Ingeniería computacional y web semántica: así son las trayectorias premiadas este año por la RAI

Premiar una trayectoria profesional cuando los logros de los años se acumulan a tus espaldas es meritorio, premiar el camino que comienzan a trazar los más jóvenes, es necesario. Activa el impulso que precisarán para alcanzar sus metas que, en el caso de las STEM, repercutirán seguramente en el conjunto de la sociedad. Este es el sentido con el que, cada año, la Real Academia de Ingeniería otorga los premios Investigadores y Profesionales Jóvenes, así como el premio Academiae Dilecta.

Estos son los galardonados de la séptima edición.

ganadores

 

Premio Agustín de Betancourt y Molina

El premio en este caso ha sido para un profesor e investigador del CIMNE (International Center for Numerical Methods in Engineering) de la Politécnica de Catalunya, Santiago Ignacio Badía Rodríguez, doctor en Mecánica Computacional. Se reconocen fundamentalmente sus aportaciones a campo de la ingeniería computacional, enfocada en la resolución de problemas complejos en bio ingeniería, ingeniería civil y eólica, los procesos de fabricación en nanotecnología e impresión 3D y la tecnología de fusión.

Premio Juan López de Peñalver

Catedrático de la ETSI Informáticos, doctor en Ciencias de la Computación e IA por la UPM y codirector del Grupo de Ingeniería Ontológica, Óscar Corcho García, ha sido galardonado por sus contribuciones al estudio de la web semántica y la web de datos enlazados, la ingeniería ontológica y la aplicación de tecnologías semánticas en campos como la e-Ciencia y la Ciencia abierta.

Medallas

Junto con los premios, también se otorgan cuatro medallas en ambas modalidades.

medallas

  • Medalla Agustín de Betancourt y Molina a José Luis Guzmán Sánchez, del área de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Almería, por sus trabajos acerca de la optimización de los procesos deductivos en sistemas agrícolas, plantas solares y fotobiorreactores industriales. Ha desarrollado sistemas que facilitan el uso de algoritmos de control automático para la industria y la docencia.
  • Medalla Agustín de Betancourt y Molina a María Ángeles Pérez Ansón, profesora del departamento de Ingeniería Mecánica en la Universidad de Zaragoza, por ayudar a conocer mejor el comportamiento mecánico de los biomateriales y el tejido óseo, gracias al desarrollo de las técnicas de modelado y simulación de interfaces cohesivas, fundamentales en ingeniería biomédica con aplicaciones en el diseño mecánico de prótesis e implantes.
  • Medalla Agustín de Betancourt y Molina a José María Ulloa Herrero, licenciado en Física por la UCM y doctor en Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, que actualmente desarrolla su labor en el ISOM (Institute for Systems based on Optoelectronics a Microtechnology) de la UPM. El reconocimiento se debe a sus aportaciones al estudio y fabricación de nanoestructuras semiconductoras y en la aplicación de las mismas en dispositivos fotónicos, gracias a lo cual se ha avanzado en las prestaciones de LEDs y LDs, así como en la eficiencia de las células solares.
  • Medalla Agustín de Betancourt y Molina a Sara González García, del departamento de Ingeniería Química de la ETSI de la Universidad de Santiago de Compostela. Sus trabajos han aportado importantes mejoras en la identificación y cuantificación de las cargas ambientales que se derivan de procesos industriales basados en la madera, así como ha ayudado a solucionar problemas de sostenibilidad en la industria.
  • Medalla Juan López de Peñalver a José Manuel Serra Alfaro, doctor en Ingeniería Química por la UPV que trabaja en el Instituto de Tecnología Química. Ha contribuido a los procesos de catálisis y a la ciencia de los materiales en Ingeniería Química, especialmente en el desarrollo de componentes para pilas de combustibles de óxido sólido y electrolizadores, y también de membranas conductoras mixtas de iones-electrones para separar oxígeno e hidrógeno.
  • Medalla Juan López de Peñalver a José Francisco Monserrat del Río, del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones multimedia de la UPV. Fundamentalmente por las aportaciones del grupo de investigación que lidera (junto con los doctores Gómez-Baqueor, Calabuig, Roger y Martín-Sacristán) para el desarrollo de las comunicaciones inalámbricas en sistemas 4G y 5G.
  • Medalla Juan López de Peñalver a José Alfonso Antonino Daviu, del Instituto de Tecnología Eléctrica de la UPV, por contribuir al desarrollo de nuevas técnicas de detección precoz de averías y anomalías en los motores eléctricos, como las que evitan los falsos diagnósticos en grandes motores y previenen fallos catastróficos en los mismos.
  • Medalla Juan López de Peñalver a Víctor Sebastián Cabeza, doctor en Ingeniería Química, del Instituto Universitario de Nanociencia de Aragón en la Universidad de Zaragoza. Gracias esencialmente a sus aportaciones al desarrollo de tecnología microfluídica e ingeniería de reactores, el desarrollo de nuevos nanomateriales y su aplicación en biomedicina, catálisis y procesos energéticos.

Premio Academiae Dilecta

dilecta

El galardón de este año se ha otorgado a la empresa española NIT (New Infrared Technologies) por “el desarrollo de tecnología única a nivel mundial que le permite la fabricación de sensores y cámaras para el infrarrojo medio, que no requieren refrigeración, y tienen bajo coste y alta velocidad, y por haber comercializado internacionalmente dichas cámaras para nuevas aplicaciones en el sector industrial“.

No comments yet.

Deja un comentario