" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Los procesadores de la compañía sustituirán a los del actual proveedor, Texas Instruments

Intel suministrará los chips para la próxima versión de Google Glass

Que Intel ha mostrado mucho interés por contar con más presencia en el terreno de los wearables y del Internet de las Cosas es cada vez más que evidente. Así, la compañía realizó varios anuncios relacionados con novedades para dispositivos vestibles en la pasada edición del Intel Developer’s Forum. Y según el Wall Street Journal, este interés no parece que se vaya a quedar en un mero postureo, ya que parece que la compañía será la encargada de suministrar a Google los chips para la próxima edición de las gafas Google Glass, que estará disponible a lo largo del próximo año 2015.

Los procesadores de Intel pasarán así a sustituir a los de Texas Instruments, que son los que las populares gafas de Google llevan en la actualidad. Además, todo apunta a que los responsables de la compañía tienen en marcha varios planes para promocionar el uso de Glass en diversos sectores profesionales, como los hospitales y en determinadas áreas de fabricantes de diversos tipos de componentes.

Los chips que Intel planea destinar a su integración en las Google Glass son probablemente las versiones de chips para tablets y wearables creados por la compañía. Estos chips estás basados en los procesadores x86 y, además de tener un tamaño muy reducido, están pensados para optimizar su eficiencia energética. Todo sin que su potencia se vea afectada, ya que los responsables de la creación de estos chips están trabajando para conseguir que sean tan potentes como los que llevan algunos ordenadores de sobremesa.

En principio, estos procesadores no estaban pensados para su integración en dispositivos vestibles, pero su destino se amplió tras el nombramiento de Bryan Krzanich com Director Ejecutivo de Intel en mayo de 2013. Kranich, consciente de que Intel ha perdido en el pasado la lucha por entrar en el terreno de la movilidad, no quiere que suceda lo mismo con los dispositivos vestibles, a los que da bastante relevancia, por lo que ha llevado a cabo varias acciones para que Intel no pierda comba en este campo en el último año y medio. Entre ellas, el desarrollo del procesador Quark, de muy pequeño tamaño; la creación de una diminuta placa de circuitería para wearables llamada Edison y el chip SoFIA, que combina un procesador con funciones de comunicación móvil. Por tanto, la integración de sus chips en las Google Glass es sólo un paso más para Intel en su esfuerzo para avanzar en el campo de la tecnología vestible.

 

 

No comments yet.

Deja un comentario