ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Telefónica apuesta por el Internet de las cosas para las personas

IoT y Telefónica: conecta a las personas con las cosas que realmente importan

Según datos de Telefónica, la unidad de IoT prevé ingresar unos 290 millones de euros en 2017, lo que supone un 30% más que el año anterior.

La multinacional española Telefónica, a punto de cumplir ya 100 años de existencia, lleva ya largo tiempo con una decidida apuesta por los servicios digitales de datos alrededor del Internet de las cosas, IoT, en su denominación en inglés. Fruto de ello ha sido la presentación en sociedad de un área de negocio global, orientada al cliente, que tiene su localización dentro de la sede central de Telefónica en Las Tablas, en Madrid. Su director Vicente Muñoz, oficialmente Chief IoT Officer de Telefónica, indicó la importancia de “conectar a las personas y los negocios, con las cosas que realmente importan”. Y es que la visión de Telefónica se centra más en los servicios a las personas que en las tecnologías en sí empleadas para ello.

Lejos del clásico enfoque en la tecnología como producto, desde Telefónica apuestan por crear una cultura del cambio, más que un cambio de cultura, para transformarse ellos mismos y dar relevancia a las personas de los equipos, que se convierten así en protagonistas y cocreadores, en lugar de meros empleados. Además, como parte de esta filosofía, no sólo han empezado por transformarse ellos mismos, sino que emplean de forma habitual las tecnologías que venden. Y aplican similar enfoque incluso a su espacio de trabajo, donde el más de un centenar de personas que forman el área, más otros 110 de forma externa, ocupan un espacio abierto, sin puestos fijos, con flexibilidad para trabajar y reunirse en torno a una idea o un proyecto. En esta nueva zona de trabajo también hay zonas de demostración por áreas e incluso un pequeño laboratorio.

Según datos de Telefónica, la unidad de IoT tiene una previsión de alcanzar unos ingresos de unos 290 millones de euros en 2017, lo que supone como un 30% más que el año anterior. Que, a su vez, supuso un incremento de un 20% respecto a 2015. La unidis calcula que el último trimestre de este año ingresará unos 70 millones de euros.

Thinx, el banco de estudios abierto

IoT es hoy día una realidad. Y con capacidad para conectar a las cosas entre sí y con las personas. Todo ese manejo de datos hace que las tecnologías de comunicación y Big Data adquieran una especial relevancia. Y como no todas las empresas son capaces de abarcar las diferentes tecnologías necesarias para un proyecto, desde Telefónica ofrecen un espacio donde ver implantaciones prácticas y ayudar en las partes que sean necesarias a elaborar los proyectos iniciados por emprendedores y empresas de todo tipo. Con ello Telefónica, sus empleados y clientes se convierten en codiseñadores de nuevas soluciones.

Se trata del concepto de Open Labs ampliado, orientado a co-crear todo tipo de soluciones finales. Y de apoyar en lo necesario a aquellos desarrolladores que necesiten cierto soporte técnico para alcanzar su meta. Denominado The Thinx, la idea es apoyar las ideas para llevarlas a la práctica. Para ello, Telefónica ha firmado acuerdos con los principales fabricantes de chipsets, tecnologías, sistemas de comunicación y fabricantes, de manera que los emprendedores o desarrolladores tengan a su alcance todas las opciones técnicas, y con soporte para su aplicación en cada caso. Contando con el laboratorio como medio para realizar las pruebas de concepto y afinar las ideas y su solución práctica. Con un entorno de prueba donde probar aplicaciones y dispositivos bajo condiciones reales de red de datos. Todo ello sin olvidar conceptos cruciales como la seguridad o la interoperabilidad.

Además de la parte técnica, The Thinx está preparado para acompañar también en la parte comercial, poniendo a disposición el alcance global de la iniciativa, por lo que es sencillo encontrar distribuidores especializados de IoT en otros mercados, dentro de la rede de Telefónica. Con todo ello, Telefónica se convierte en un socio que va más allá de un facilitador de negocio. Hay un portal digital que da acceso a The Thinx y, además de los laboratorios físicos, Telefónica también ha previsto llevar el concepto The Thinx a cualquier punto, mediante un sistema virtual que dará acceso a la tecnología desde cualquier punto del planeta. Junto a ello, se están elaborando acuerdos con universidades. The Thinx abrirá en breve sus puertas en Madrid, y también en Santiago de Chile, un espacio específico, en el cual los emprendedores puedan acercarse y probar conceptos, o buscar aliados para completar un proyecto.

Adaptable a todo tipo de desarrolladores, hay modalidades de acceso Básico, Avanzado o Thingnovators, con acceso a diferentes capacidades de prueba y con modelos de entrada adaptables a necesidades puntuales o más recurrentes, con pases comerciales de tipo un día, una semana, un mes o más extendido.

Estudio sobre IoT

Aprovechando la ocasión, el Chief IoT Officer de Telefónica aprovechó para presentar el estudio Things Matter, las cosas importan, que fiel a lo enunciado anteriormente está hecho a base de preguntar, con más de 800 encuestas, a usuarios reales de IoT. Como indica Vicente Muñoz, “este estudio es un primer paso hacia el conocimiento real de cómo se relacionan las personas con este nuevo escenario de cosas conectadas, cosas que empiezan a hablar con nosotros de una forma sencilla a través de nuestros dispositivos. Según los analistas, el mercado de IoT alcanzará los 800.000 millones de dólares en 2017 pero, más allá de estas magnitudes y para que IoT avance correctamente, es fundamental conocer cuál es el grado de conocimiento y adopción tecnológica en el que nos encontramos”. El estudio, realizado con la colaboración de Accenture e Ipsos durante el mes de agosto de 2017, muestra los datos de adopción y uso real del IoT en España, dando el protagonismo a los usuarios, con datos específicos por escenario de uso. El informe completo, en formato PDF de 48 páginas, se puede descargar libremente desde este enlace.

El informe refleja la percepción de los encuestados en cada uno de los seis grandes entornos de IoT: vehículo conectado, industria conectada, tienda conectada, ciudad conectada, hogar conectado y persona conectada. Y lo hace desde una perspectiva totalmente real. Así, no sólo considera, como es habitual en muchos estudios, a los adeptos a la tecnología del IoT, que cifra en torno a un 3% de innovadores (un 77% con edad entre 30 y 53 años y con un 86% de hombres) y un 22% de adoptadores tempranos (63% entre 18 y 41 años, 55% hombres). En términos generales el estudio indica que hay un 45% de gente que conoce el término IoT y lo asocia a conectividad (23%), comodidad (18%), seguridad y tranquilidad (12%), mientras que un 84% conoce casos de uso concretos de IoT, aunque no siempre los asocia con el término IoT.

Un último grupo de personas afirman no estar interesadas en incorporar soluciones de IoT a su vida diaria. El freno mayoritario es la percepción de que, o bien estas soluciones aún no les aportan un valor diferencial respecto a lo que tienen hoy en día (32%), o bien desconfían sobre lo que ocurre con los datos personales o domésticos que recogen las soluciones de IoT (20%). Un tercer grupo de personas no adoptarían el uso de IoT por presuponer un precio elevado (18%).

 

No comments yet.

Deja un comentario