" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Asegura que no van a cambiar los principios de privacidad que mantienen desde el principio

Jan Koum aclara el futuro de Whatsapp

Las dudas con que el gran público ha acogido la compra de Whatsapp por parte de Facebook hace que algunos usuarios se planteen dejar de usarlo por temor a que sus conversaciones pasen a formar parte del cúmulo de datos personales que la mayor red social del mundo utiliza con fines comerciales. Para salir al paso de este problema su CEO y fundador, Jan Koum, ha publicado un artículo titulado “Vamos a dejar las cosas claras”. ¿Lo hace?

Lo primero que llama la atención del artículo de Koum es su historia personal y cómo afecta esta a su planteamiento de la compañía. “Nací en Ucrania y creí en la URSS de los 80s. Uno de los recuerdos que tengo grabados en lo más profundo es una frase que escuchaba a mi madre de cuando en cuando, mientras hablaba por teléfono: Esto no es algo para hablar por teléfono. Mejor te lo cuento en persona.” Asegura que ese miedo a las escuchas telefónicas fue lo que motivó que la familia Koum dejase su Ucrania natal por los EEUU.

En base a esto, asegura que por eso Whatsapp intenta saber lo mínimo posible del usuario: no se pide un email, un nombre, acceso a los datos del GPS del móvil… aunque no explica por qué no utilizan un sistema de cifrado tan poco seguro como RC4, cuya implementación en la popular app es, además, defectuosa.

El hecho es que es cierto que Whatsapp no accede apenas a información del usuario. Obtiene el número de teléfono del usuario y de los usuarios con los que se conecta. En ese sentido, Whatsapp es muy respetuosa con la privacidad. La combinación de la información de Whatsapp con la de Facebook, que puede cruzar los teléfonos de millones de usuarios le da una información muy valiosa. Con quien hablas de verdad, en privado, fuera de la fuente de ruido en que se ha convertido Facebook.

Por ese motivo, el comunicado de Jan Koum es poco relevante. Más allá de que el personaje nos cae bien y que su historia personal nos hace creer que le importa la privacidad de sus usuarios, no necesitan almacenar información de estos para cambiar sus valores o para que Facebook obtenga alguna ventaja. Simplemente con cruzar la poca información que archiva con la que ya posee Facebook, la red social podrá afinar más lo que sabe de cada uno de nosotros. Así que la intención de dejar las cosas claras y nuestra voluntad de confiar en Whatsapp se verá reforzada cuando conozcamos con detalle los términos en que las dos empresas colaborarán.

No comments yet.

Deja un comentario