" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El Jawbone UP Move tiene un precio de 49,99 euros, y la pulsera UP3 costará 179,99 euros

Jawbone lanza el cuantificador UP Move y la pulsera inteligente UP3

La cantidad de dispositivos encargados de medir nuestros pasos y registrar la actividad que realizamos aumenta casi cada semana, y prácticamente todas . Aún no ha pasado una semana desde que Microsoft anunciase su pulsera inteligente, y ya está Jawbone anunciando un par de novedades en el campo de los medidores de actividad: el cuantificador UP Move y la pulsera inteligente UP3. UP3 llegará a finales de año, mientras que los interesados en hacerse con el UP Move ya pueden encargarlo.

El cuantificador Jawbone UP Move es un dispositivo inteligente de medición de pequeño tamaño que viene acompañado por un clip, de forma que puede llevarse sujeto con facilidad a un bolsillo. Se encarga de medir los pasos dados, el ejercicio practicado y las calorías consumidas, además de registrar información sobre la duración y la calidad del sueño de su portador. Cuenta con la tecnología Smart Coach, que permite a su propietario contar con información personalizada y más detallada sobre la actividad registrada, así como recibir sugerencias de los cambios que podría hacer para mejorar sus patrones de ejercicio y hábitos alimenticios. A través de su app se puede programar una serie de objetivos a cumplir a lo largo del día, y puede ver su nivel de progreso en el cuantificador sólo con presionar su superficie y ver el color de la luz LED que integra. Si se pulsa una vez mostrará el progreso de los objetivos en cuanto a los pasos a dar, con dos toques mostrará la hora, y con tres mostrará lo que se ha dormido la noche anterior.

El Jawbone UP Move está fabricado en aluminio anodizado y está disponible en cinco colores, los mismos en los que se puede adquirir los clips que lo sujetan: negro, azul, rojo, púrpura y rosa. Si su propietario lo desea, también puede insertarlo en una pulsera hipoalergénica de goma, disponible en dos anchuras distintas. Su batería circular, que puede reemplazarse, es del mismo tipo que la utilizada por muchos relojes de pulsera y tiene una duración de seis meses. Se sincroniza con un smartphone vía Bluettoth, en el que debe estar instalada la app UP de Jawbone, encargada de recoger y almacenar toda la información registrada por el cuantificador. El dispositivo envía información a dicha app varias veces al día, y se sincroniza con ella en segundo plano. Y gracias a la función Smart Coarch, ya mencionada, la app propondrá desafíos diarios, como beber varios vasos de agua o dar 2.000 pasos más que el día anterior.

Los propietarios de UP Move pueden entrar en contacto con cualquier usuario del sistema UP, tanto si se trata de un usuario de una pulsera inteligente de Jawbone como de la app gratuita UP para smartphone. Así, pueden competir entre ellos y ver, en una tabla comparativa, quién de su red de contactos de la comunidad UP ha hecho más ejercicio o consumido más calorías. Tiene un precio de 49,99 euros.

En cuanto a la pulsera Jawbone UP3, que estará disponible a partir de finales de este año por 179,99 euros, se encarga de registrar la frecuencia cardiaca, los pasos dados, el tiempo y la calidad del sueño, y el ejercicio realizado. Integra una plataforma con varios sensores encargada de controlar y registrar diversas variables. En ella hay un acelerómetro de tres ejes y medidores de la temperatura de la piel y de la del ambiente. Es capaz de registrar por separado las distintas fases del sueño (ligero, profundo y REM) y puede identificar diversos tipos de ejercicio físico (tenis, escalada, carrera, cardio, etc) y registrar la actividad de cada uno por separado. Al igual que el UP Move, también cuenta con la tecnología Smart Coach.

Su batería le proporciona una autonomía que puede alcanzar los siete días. Su infraestructura está realizada en aluminio, y es resistente al agua (puede sumergirse a un máximo de 10 metros de profundidad). En principio estará disponible en colores negro y plata, y más adelante se lanzará en más colores. Gracias a sus sensores permite conocer datos avanzados sobre el funcionamiento cardiaco, como su frecuencia en reposo o mientras hace ejercicio. A través de la app se puede ver la variación de las pulsaciones cardiacas a lo largo del día con respecto a las recogidas a la hora en la que el portador de la Jawbone UP3 se ha despertado.

Tanto el UP Move como el UP3 son capaces de ir aprendiendo a medida que su portador lo usa, lo que les permite mejorar su registro de diversas actividades, como el tipo de ejercicio realizado en el caso del UP3. Además, el firmware de ambos dispositivos es actualizable, por lo que a medida que vaya recibiendo nuevas actualizaciones irán ganando funciones.

No comments yet.

Deja un comentario