" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Kano, el éxito del ordenador personal de 150 dólares

Hay historias que parecen tan simples que no se piensa que vayan a llegar a buen puerto. ¿Quién imaginaría que una empresa alcance el éxito mediante la creación de un kit de ordenador a base de piezas conocidas por todos? Además, un ordenador orientado a que los niños aprendan a programar. Pues, tras esta idea tan simple, nació Kano a finales del 2013, con un proyecto, como no, en Kickstarter. El proyecto inicial esperaba recaudar unos 100.000 dólares para arrancar, y llegó a esta cifra en apenas 18 horas, logrando alcanzar más de un millón y medio de unos 13.000 patrocinadores antes de los 30 días del periodo inicial. Las entregas iniciales comenzaron a primeros de 2014, logrando producir más de 40.000 equipos.

El kit se compone de una docena de elementos, que incluyen un manual ilustrado, la tarjeta SD de 8 GB con el Kano OS y diversos programas educativos, un altavoz que hay montar, la placa Raspberry Pi, un colorido teclado inalámbrico (que incluye en la parte derecha una zona touchpad sensible al tacto como elemento de control del puntero), una caja personalizada, cables (HDMI y mini USB), alimentador (disponible para las diversas regiones del mundo), una llave WiFi y otros elementos complementarios para personalizar la caja. El sistema operativo, basado en Linux Debian, se acompaña de programas orientados al aprendizaje de la programación, Scratch, Codecademy, y “Hacking Fundamentals”, así como atractivos juegos, entre los cuales cabe citar Pong, Minecraft y Snake.

El éxito de la compañía no finalizó ahí. A mediados del año pasado, Kano obtuvo una inversión de unos 15 millones para incrementar su capital, con participación de importantes actores del sector, como Breyer Capital, con la participación del Collaborative Fund y Jim O’Neill, economista británico y anteriormente director en Goldman Sachs Asset Management. Jim Breyer, el fundador y director de Breyer Capital, es un inversor que ha participado en empresas como Dell o Facebook por citar sólo algunas de las más conocidas del entorno tecnológico. Sin duda se trata de un atrevido movimiento para una firma que espera convertirse en una especie de nuevo Dell o Apple, aunque sea en esta era de fabricantes de terminales móviles.

Poco después, Kano lanzó su “kit de pantalla”, un monitor HD para construir uno mismo a partir de una pantalla LCD y una caja, con lo cual los usuarios pueden crear su propio ordenador personal, con un coste añadido de unos 109 dólares. Entre los proyectos de la compañía figuran la creación de un robot Kano. Con el lanzamiento de la Raspberry Pi 3, Kano también se actualizará con la nueva placa, a partir de junio de este año, con lo cual obtendrá un rendimiento mejorado. Y todo ello al mismo precio que el modelo actual, es decir los mismos 149,99 dólares.

Sin duda uno de los factores de éxito de este ordenador es que ha sabido crear una activa comunidad, de forma que una buena parte de los desarrollos educativos de los usuarios se comparte en la nube y crea un sentimiento de no estar sólo en el camino del aprendizaje sobre ordenadores y programación. Alex Klein, uno de los cofundadores de Kano, indica que no se trata del hardware o del software, sino de la experiencia que se percibe y de la comunidad. Según Klein, Kano es una marca de PCs que tiene un nuevo enfoque acerca de cómo hacer cosas con los ordenadores, pero “no se trata del kit físico, sino de la comunidad de usuarios comprometidos, los niños, los padres y los profesores”.

 

Imagen: Kano Computing

No comments yet.

Deja un comentario