" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Un dispositivo protegido frente al agua y a la arena

Kobo Aura H2O, un e-reader que puedes mojar

Los lectores de libros electrónicos (eBook Readers o eReaders) tienen muchas ventajas frente a sus precedentes de papel: pueden almacenar cientos o miles de libros en un espacio minúsculo, permiten cambiar el tamaño del texto para adecuarlo a tus preferencias y necesidades, puedes buscar palabras en ellos e incluso consultar las dudas que te surjan en el diccionario interno. En los más conocidos se pueden comprar los libros directamente desde el dispositivo, lo que es casi como tener una librería en el bolsillo. Algunos permiten leer a oscuras e incluso sincronizarse entre dispositivos para que tu “punto de lectura” sea el mismo independientemente de cuál fue el último dispositivo en el que accediste a un libro concreto.

¿Son todo ventajas? Bueno, no todo es perfecto. Los eReaders emplean, como casi cualquier dispositivo portátil, una batería que no dura infinitamente. Hay que cargarla de cuando en cuando. Algunos modelos son muy fáciles de sincronizar mientras que otros necesitan que te conectes a un PC y emplees un software que no siempre es precisamente intuitivo. La mayoría de los modelos de uso limitan o impiden el préstamo de libros y, además, está el gran talón de Aquiles: su precio. Ha bajado mucho, pero la compra de un buen eReader sólo tiene sentido si su usuario compraba muchos libros al año y, entre la comodidad del formato, y el mejor precio de algunos de ellos, se puede plantear que amortizará el gasto en el dispositivo en no demasiado tiempo. Para el resto de usuarios un eReader es un sobrecoste frente a seguir adquiriendo los libros en papel. Aún así, estas limitaciones no son tales para el público más tecnófilo y, principalmente, joven, puesto que ya tienen otros dispositivos similares y admiten sus limitaciones a cambio de sus evidentes ventajas.

Donde coinciden todos los usuarios, potenciales y reales, de eReaders es en su relativa fragilidad y en que debes mantenerlo lejos de los ojos de potenciales “chorizos”. Asimismo, no lo puedes llevar a los mismos sitios a los que llevarías un libro de papel de 8-10€ que, una vez leído, no te importa tanto si se mojó una esquinita o tiene algo de arena entre las páginas. Los eReaders hasta ahora no se han llevado bien con entornos poco amigables para los dispositivos electrónicos. Esto es, hasta la aparición del Kobo Aura H2O, que su fabricante, Kobo, parte del conglomerado Rakuten, presenta como el primer eReader Premium resistente al agua.

Según los estudios internos de este fabricante, los entornos de piscina, baño o playa eran importantes frenos para que sus usuarios dedicasen más parte de su tiempo a leer libros. Y dicho y hecho se plantearon ofrecerles un lector de eBooks con todas las prestaciones de los modelos superiores pero adaptado a estas situaciones.

Este eReader cuenta con la certificación IP67, que quiere decir que puede estar hasta 30 minutos a una profundidad de 1 m de agua (con la tapa que cubre el puerto colocada, eso sí) y frente a polvo. Esto, traducido a lenguaje normal quiere decir que lo puedes mojar sin problemas, pero que no te plantees bucear con él. Tiene una pantalla táctil de 6.8″ con una gran densidad de puntos (265 dpi) y una versión mejorada de la tecnología que denominan Carta eInk, que prometen que ofrece una experiencia absolutamente cercana a la del papel físico. Su procesador de 1 GHz y 4 Gb de memoria (expandible mediante tarjetas microSD hasta 32 Gb) permiten almacenar, literalmente, miles de eBooks. Es compatible con eBooks en los formatos ePub, ePub3, PDF y MOBI; imágenes en formatos JPEG, GIF, PNG, BMP o TIFF; textos en formatos TXT, HTML, XHTML y RTF; cómics en formatos CBZ y CBR y admite libros protegidos con DRM tanto en aPub como Adobe.

El dispositivo, que es de color negro, mide 179 x 129 x 9.7 mm, pesa 233 g, dispone de conexión Wifi, luz ComfortLight y una batería con una duración estimada (de forma optimista, ya que asume un uso de 30 minutos de lectura diaria, la luz encendida en parte y la conexión WiFi desactivada) de 2 meses. La duración en condiciones reales será menor, pero no escandalosamente menor.

Los textos se pueden mostrar en cualquiera de los 10 tipos de letra que incorpora y, a su vez, en alguno de los 24 tamaños de texto disponibles. Este eReader le sugiere al lector nuevos libros en función de la actividad reciente y preferencias. Permite buscar títulos relacionados con el actual o acceder a contenidos preseleccionados en las Kobo Collections. También permite tomar notas, subrayar el texto, marcar páginas e incluso revisar sus propias estadísticas de uso. Los más dispuestos a mostrar su pasión bibliófila pueden también compartir sus fragmentos, citas o títulos favoritos en el Timeline de Facebook.

Kobo Aura H2O se puede emplear con apps para PC, Mac, iOS, Android, Blackberry 10 o Windows Phone 8 y el dispositivo estará disponible a partir del 1 de octubre a un precio recomendado de 179,99€. Si necesitas más información, puedes consultar su web oficial.

Imagen: Kobo

 

No comments yet.

Deja un comentario