" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La plataforma, por ahora sólo en Berlín, busca inversores para su expansión internacional

Kursguru: comunidad online para cursos offline

Es cierto que las plataformas de formación online han supuesto una importantísima revolución al concepto mismo de la formación tal y como lo conocíamos hasta su llegada. Ahora es posible realizar desde sencillos cursos de unas pocas horas hasta carreras universitarias o masters de postgrado a través de Internet, eliminando las actividades presenciales o, al menos, reduciendo éstas al mínimo. Y es que no son pocas las ventajas que ofrece este sistema frente al tradicional: suele ser mucho más flexible en lo que se refiere a horarios, es accesible para cualquier persona que tenga una conexión a Internet, ya que no te obliga a desplazarte al centro de estudios y, además, en bastantes casos resulta más económico, ya que la entidad que lo imparte se ahorra los costes de instalaciones (aulas, equipos, materiales, etcétera). Sin embargo, tampoco hay que dar por muerta la formación presencial. Muy al contrario, hay cursos que tiene mucho más sentido recibir presencialmente que a distancia. Un ejemplo clásico de ello son los de cocina. Es cierto que se puede aprender viendo vídeos en Internet (como se jactaba de haberlo hecho uno de los participantes de la primera edición de Master Chef), pero está claro que tener un profesor que te tutele, corrija y ayude marca una diferencia importante. Y hablo por experiencia: aprendí a hacer sushi viendo algunos vídeos en Internet, pero no fue hasta que recibí un par de clases presenciales que mi técnica se depuró lo necesario. Y ese debe ser también el punto de vista de dos emprendedores alemanes que han dedicido crear Kursguru, un escaparate y comunidad online para cursos offline.

La startup alemana, que por ahora sólo ofrece cursos en Berlín, pretende ser algo más que un simple catálogo de cursos online (algo que sí que existe ya en la actualidad). Pretenden destacar, principalmente, llevando a cabo un cuidado proceso de selección de los servicios de formación que se ofrecen en su web. Desde su punto de vista, los servicios ya existentes son meras herramientas transacionales, en los que el único fin que se persigue es efectuar ventas y comisionar, sin preocuparse por el producto que se vende y, por lo tanto, de la satisfacción final del cliente. Ellos, sin embargo, buscan un modelo más relacional, en el que los usuarios sepan que la oferta que van a encontrar va a ser siempre de calidad, y que los empujará a volver más adelante si tienen alguna necesidad formativa en el futuro. De ahí que pretendan posicionar Kursguru más como una comunidad que como un servicio.

De momento, como ya te comentábamos, el servicio sólo está disponible en Berlín, con una selección de cursos de cocina, yoga y primeros auxilios, aunque sus intenciones son ampliar el catálogo y, posteriormente, expandirse, primero en Alemania, y luego a otros países. Un rápido vistazo a su web (que por ahora, claro, sólo está en alemán), es una clara muestra de que el proceso de selección de cursos no es algo automático, sino que requiere de una validación in situ por parte de los responsables de Kursguru, calidad antes que calidad, podría definirse. No obstante, tanto su mantenimiento como su expansión (tanto en Alemania como internacional) depende del éxito que tenga entre sus potenciales usuarios (algo que, sin duda, depende de que sepan “hacerse ver” y de que su oferta formativa siga creciendo) como de que sean capaces de atraer a algún inversor que vea un futuro rentable para esta más que interesante idea.

No comments yet.

Deja un comentario