" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Las inspecciones y sanciones comenzarán el próximo día 6 de octubre

La Comunidad de Madrid sancionará a Uber y a sus conductores

Hace pocos días que Uber anunció su llegada a Madrid, pocas semanas después de su llegada a Barcelona. Y casi sin dar tiempo a los taxistas de la capital a reaccionar, la compañía también anunció que daba el pistoletazo de salida a Uber para Empresas en 45 países, entre los que, por descontado, está España. Visto que Uber no se ha echado atrás después de las polémicas y las huelgas celebradas en toda Europa, ni tampoco por las sanciones anunciadas para la compañía en diversas localidades, los taxistas de Madrid han decidido mover ficha y reunirse con las autoridades locales para pedirles que tomen medidas al respecto. Así, el martes 1 de octubre, las principales asociaciones de taxistas de Madrid se reunieron con el Viceconsejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid, Borja Carabante. En la reunión se decidieron llevar a cabo ciertas acciones, y las autoridades comunicaron a los taxistas las medidas que ya habían tomado.

La primera que llevaron a cabo fue solicitar hace unos días a Uber que, en el plazo de diez días, presentase la documentación necesaria que exigen las leyes en vigor para poder funcionar, plazo que finaliza hoy viernes. Y si no lo hacía, a partir del próximo lunes, 6 de octubre, la Comunidad de Madrid tomaría las medidas que considerase oportunas. Y todavía no lo ha hecho, Por tanto, todo apunta a que abrirá expedientes sancionadores a Uber por cada facturación del servicio, por lo que la multa que la compañía podría tener que pagar puede llegar a los 18.000 euros. Pero la Comunidad de Madrid no se va a quedar sólo aquí, ya que ha anunciado que también multará a los conductores de Uber en Madrid, a los que se considerará colaboradores de la empresa, con multas de entre 4.000 y 6.000 euros. Y eso sólo si les pillan una vez, porque en caso de reiteración, la multa para ellos también podría suponer 18.000 euros y la inmovilización del vehículo.

Carabante llegó a un acuerdo con los representantes del taxi para comenzar a realizar inspecciones de vehículos, en las que participarán agentes de la Guardia civil y de la Policía Municipal. Serán ellos los que abran los expedientes y pongan las multas a los conductores que pillen. Además, también ha solicitado su colaboración al Ministerio de Fomento, de forma que sus representantes se reúnan con los de las comunidades autónomas  para actuar de forma conjunta en este tema.

Tal como informa Europa Press, Carabante ha declarado al respecto de las medidas que se tomarán contra Uber y sus conductores en Madrid: «No sólo vamos a dar cumplimiento a la legalidad, sancionando a la empresa, sino también a los particulares que pongan su vehículo al servicio de una actividad empresarial no legal. Tenemos una ley de ordenanza de transporte nacional que regula cuál debe ser la actividad y los permisos que debe tener. Para prestar un servicio de transporte, el conductor debe tener un título habilitante para ello, y si no lo tiene, es una actividad totalmente ilegal». Carabante también ha expresado su voluntad de colaborar con los taxistas, ya que ha manifestado a sus asociaciones el compromiso de la Comunidad para garantizar la seguridad de los usuarios y la competencia desleal: «Vamos a trabajar conjuntamente con el taxi para inspeccionar y sancionar a los vehículos piratas, ya operen en el aeropuerto, por teléfono o con aplicaciones como Uber».

No comments yet.

Deja un comentario