" />
Texto
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Explica por qué se ve mejor un texto negro sobre fondo blanco que al revés

La ilusión óptica de Galileo, resuelta siglos después

Hace cuatro siglos, mientras Galileo Galilei observaba algunos planetas a simple vista, se dio cuenta de que estos parecían ser de mayor tamaño de lo que eran en realidad. El fenómeno era tal que incluso Venus, notablemente más pequeño que Júpiter al telescopio, parecía hasta ocho veces más grande si se miraba a ojo desnudo. Un misterio que ha traído de cabeza a los investigadores. Hasta ahora, que científicos de la Universidad Estatal de New York creen haber resuelto el enigma.

Galileo ya se percató entonces de que se trataba de una ilusión óptica, aunque sin alcanzar a entender la naturaleza de la misma. Llegó a decir: “Quizá sea porque su luz se refracta en la humedad que cubre la pupila, o porque se refleja desde los bordes de los párpados y luego estos rayos se difunden sobre la pupila, o por alguna otra razón”. La ciencia que vino después tampoco supo encontrar una respuesta clara, llegando a afirmar que la causa era el “empañamiento” del ojo. El científico alemán Hermann von Helmholtz no dio con la respuesta correcta, pero escribió en su Tratado de Óptica Fisiológica que era necesario algo más que el vaho para que se produzca tal ilusión, y se dio cuenta de que el ojo humano tiene mejor resolución óptica para las cosas oscuras que para las iluminadas.

Parece que por ahí iban los tiros. El equipo de investigadores de la Estatal de New York ha descubierto que, neuronalmente, respondemos de manera diferente ante los objetos claros que ante los oscuros. Dicha respuesta se procesa por canales diferentes ON y OFF que no actúan tampoco de la misma manera. Según explica José Manuel Alonso, director de este trabajo: “Los canales ON y OFF son vías de información que comienzan en la retina, de tal forma que las células ON responden a la luz ON (los objetos claros) y las células OFF lo hacen a luz OFF (objetos oscuros)”.

Efecto óptico

Así es que, al examinar la respuesta de las neuronas en nuestro sistema visual, la conclusión es que los estímulos oscuros generan una respuesta fiel al tamaño real del objeto, mientras que los estímulos claros exageran el tamaño, hace que parezcan más grandes. Al probar la respuesta de un lunar blanco sobre fondo negro y uno negro sobre fondo blanco, el primero siempre se ve mayor. Según explican los investigadores, el origen de esta ilusión hay que hallarla en los fotoreceptores de los ojos desde los principios de la visión, según la forma en la que las neuronas se colocan y se conectan tanto en la retina como en el cerebro.

Además del misterio de Galileo, el fenómeno también explicaría por qué se lee mejor y con mayor resolución cuando las letras son negras sobre fondo blanco que al revés.

Imagen y fuente: Agencia Sinc

Imagen de portada: Wikimedia Commons. Autor: Dodo

 

No comments yet.

Deja un comentario