" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La jueza Lucy Koh considera que los 324 millones de dólares que ofrecen para evitar el juicio por conspiración se quedan cortos

Rechazan acuerdo entre Apple, Google, Intel y Adobe para evitar un juicio

Mediada la primera década de este siglo, varias de las mayores empresas del sector tecnológico, entre las que estaban Apple, Google, Intel, Adobe e Intuit, firmaron un pacto para contener los salarios de sus trabajadores y evitar que sus empleados dejasen de trabajar en una de ellas y fuese contratado por otra. El pacto estuvo en vigor durante casi cinco años, hasta que los trabajadores de todas las empresas que participaban en el fregado lo descubrieron. Como era de esperar, no se lo tomaron demasiado bien que digamos, y denunciaron a todas por conspiración en 2011. Como también suele ser habitual, los responsables de dichas empresas intentaron llegar a un acuerdo para evitar ir a juicio. Las tres primeras en firmar la paz fueron Intuit y dos compañías del sector de la animación y el entretenimiento: Pixar y Lucasfilm. El acuerdo fue en su momento aceptado por todas las partes, mientras que las cuatro restantes seguían con las negociaciones.

Finalmente, algunos meses antes de celebrarse el juicio, previsto para el próximo 10 de septiembre, consiguieron llegar a un acuerdo entre sí y con los afectados por el pacto que firmaron en su día. En virtud del acuerdo firmado a principios de este año, las cuatro compañías se comprometían a pagar 324 millones para evitar el juicio. Lo presentaron ante la justicia y se dispusieron a esperar su veredicto. Pero, a diferencia de lo que pasó en su día con el acuerdo entre Intuit y las otras dos compañías, propiedad en la actualidad de Disney, la jueza encargada del caso, Lucy Koh, no estaba muy de acuerdo en que Google, Apple, Adobe e Intel se librasen de ir a juicio abonando la cantidad ofrecida, ya que le parecía poco.

Pronto saltaron las dudas de que Koh fuese a aceptar el acuerdo, que finalmente ha sido rechazado. Koh ha argumentado que no le parece bastante, puesto que después de pagar los costes legales de la denuncia, entre los que están los honorarios de los abogados, los afectados recibirían menos dinero de que lo que consiguieron con el acuerdo al que llegaron con Intuit, Pixar y Lucasfilm. La jueza ha manifestado que para que considerase la posibilidad de aceptar el acuerdo, la cantidad mínima que deberían abonar las cuatro compañías debería alcanzar los 380 millones de dólares. Por tanto, Apple, Google, Intel y Adobe tendrán que negociar contra reloj un nuevo acuerdo que satisfaga a la jueza, o no les quedará más remedio que ir a juicio el mes que viene.

Foto: Brian Turner

No comments yet.

Deja un comentario