" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Se ha impreso en una impresora 3D instalada en la Estación Espacial Internacional (IIS)

La NASA imprime por primera vez un objeto en 3D en el espacio

La impresión 3D es una de las tecnologías que más interés despierta no sólo en los aficionados a la tecnología, sino también en el mundo empresarial y científico. La NASA no es ajena a ello, lo que ha llevado a la agencia a incluir la impresión 3D entre los experimentos que está llevando a cabo en la Estación Espacial Internacional (IIS). Para ello, los astronautas que se encuentran en la actualidad a bordo de la Estación instalaron una impresora 3D la semana pasada, y ya la han puesto en funcionamiento. Y como se puede apreciar en la foto que abre este artículo, con resultados satisfactorios: han conseguido imprimir por primera vez, en el espacio y en condiciones de microgravedad, un objeto en 3D.

Se trata de una pieza que forma parte de la propia impresora: un recambio de un frontal de su sistema de impresión, sobre el que figura una inscripción con los nombres de las dos organizaciones que han hecho posible este experimento: NASA y Made in Space Inc, la compañía que ha trabajado con la NASA en el diseño y fabricación de la impresora 3D colocada en la estación espacial, y cuyos ingenieros están colaborando desde la Tierra (en concreto desde Huntsville, Texas) con los astronautas de la IIS a la hora de preparar y gestionar las impresiones.

La impresora utilizada en esta prueba fue instalada durante el pasado 17 de noviembre por el astronauta Barry “Butch” Wilmore, comandante de la Expedición 42, y actualmente a bordo de la estación espacial. Las primera pruebas de su funcionamiento se llevaron a cabo el mismo día, y a partir de los resultados obtenidos, el equipo de control del dispositivo ubicado en la Tierra envió órdenes al dispositivo para realinearlo y ajustar su funcionamiento. Finalizado este proceso, el día 20 se realizó una segunda prueba de calibración del aparato, que concluyeron de forma satisfactoria, por lo que la impresora quedó lista para empezar a trabajar. El 24 de noviembre, los controladores de la impresora enviaron, desde la Tierra, la orden con la que dio comienzo la impresión de la primera pieza obtenida, un frontal de la carcasa del extrusor, con lo que ha quedado patente que la impresora es capaz de imprimir sus propios recambios.

Para ser capaz de imprimir en el espacio y calentar el material utilizado en la impresión (un filamento de plástico a una temperatura relativamente baja), la impresora 3D de la IIS utiliza un proceso denominado fabricación aditiva. Gracias a ella, esta impresora no sólo es capaz de calentar dicho material en condiciones de baja gravedad, sino también de extruir una capa del mismo en cada pasada, de forma que se logre construir la pieza deseada. En este caso, la pieza tardó en imprimirse casi un día, y a lo largo de la mañana del 25 de noviembre, Wilmore pudo sacar la pieza ya finalizada de la impresora y examinarla para ver si había quedado bien. Mientras la examinaba, observó que la adhesión de alguna de sus partes a la bandeja de impresión había sido mayor de la esperada, lo que podría implicar que la adhesión de las capas es mayor en condiciones de microgravedad, lo que se investigará a medida que se vayan imprimiendo más piezas, proceso que comenzará en breve. De hecho, Wilmore ya ha instalado una bandeja de impresión nueva en la impresora y se ha procedido a recalibrarla. Cuando concluya este proceso, el equipo de Tierra enviará a la impresora la orden de comenzar con la impresión de la segunda pieza.

Los ingenieros de Made in Space y el equipo de controladores del Centro de Integración de Operaciones de Carga de la NASA de Huntsville han estado controlando los resultados obtenidos gracias a las imágenes y vídeos que les han enviado los astronautas de la Estación Espacial, aunque podrán echar un vistazo a los objetos impresos en persona a partir de principios del próximo año 2015, en el que se enviarán a la Tierra para su estudio y para compararlos con objetos idénticos impresos en la Tierra. Con los resultados obtenidos se podrá averiguar por fin si el proceso de impresión 3D funciona de la misma forma en condiciones de microgravedad que en la Tierra.

Foto apertura: NASA

No comments yet.

Deja un comentario