RIP cementerio
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Ve preocupante que se produzcan armas que tomen sus propias decisiones de ataque y muerte

La ONU pide la prohibición del desarrollo de robots asesinos

Aún no existen, pero no hace falta ser un lince para ver que el mundo se encamina hacia el desarrollo de robots asesinos autónomos. “No es nada personal, sólo negocios“, como decía nuestro Padrino. Da igual las razones ideológicas o políticas con las que se promuevan y justifiquen. La guerra ha sido, y sigue siendo, un negocio. Por supuesto que los enemigos del sistema son muchos, y altamente violentos y peligrosos. El miedo lo tenemos, y es debidamente alimentado en ambos bandos, para mantener el odio y culminar en la conveniente explosión que nos conduzca al “inevitable” enfrentamiento (debidamente) armado. “Nos hemos visto obligados“, afirman ante los micrófonos al tiempo que se frotan las manos. En ambos lados es siempre igual. A nadie le importa que el origen de la guerra, de la muerte y del horror haya sido gestado dentro del mismo sistema que ahora levanta el fusil contra el enemigo al grito de: “¡Por la Paz!”.

No, no hace falta ser un genio para ver que este gran negocio global saliva de placer al pensar en los inmensos beneficios que generará el desarrollo de robots autónomos programados para matar. Dirán que se minimizarán los daños colaterales; que se perderán menos vidas de inocentes; que caerán sólo los malos… pero dejará de ser verdad en cuanto nadie mire, y nadie mirará, porque estaremos tan asustados pensando que nuestro vecino puede ser un terrorista que desearemos que cualquier noche una de esas máquinas, frías y limpias, acabe con él sin que el ruido de las balas o el olor de la sangre perturbe nuestro merecido descanso después de una jornada de trabajo.

¿Interesa conocer las razones? ¿Queremos saber cómo hemos llegado a esto? ¿Qué lo causó realmente? No. Cuando el peligro está en la puerta de casa no queremos saber cómo llegaron, sólo cómo acabar con ellos; y lo cierto es que sin contestar lo primero estamos condenados a vivir sin Paz. Una guerra nunca ha logrado la Paz. La guerra genera odio. Odio que tarde o temprano germina en una nueva guerra. Un mecanismo implacable de hacer dinero a costa de la muerte. Ahora, además, con la ventaja de ser una muerte limpia, también para las dudosas conciencias de los asesinos. Un robot autónomo estaría diseñado para elegir sus propios objetivos, por lo que la responsabilidad de su crimen sería de… el robot. Mientras mate al criminal que aparece en las noticias será genial, ¿verdad? Pero, ¿quién asume la responsabilidad por los errores? ¿Es posible creer realmente que eliminando el factor humano de las decisiones de muerte eliminaremos también los fallos? ¿No será esta decisión también un (terrible) fallo humano? A fin de cuentas la conciencia humana puede despertar ante la visión del horror pero, ¿qué conciencia se removerá dentro del armazón robótico?

La justificada preocupación de la ONU

Los expertos de la ONU han levantado la voz de alarma ante la perspectiva de un próximo desarrollo de las armas robóticas automáticas. Hasta el momento lo más cercano que existen con los drones, aunque todavía necesitan que el ser humano seleccione el objetivo y de la orden de disparo, pero la ONU ya alerta de que la tecnología se está moviendo en esa dirección, y los precursores de los futuros robots asesinos autónomos ya existen y están en uso.

Países como EE.UU. e Israel disponen de sistemas de defensa programados para responder automáticamente a las amenazas de ataque. Para la ONU, la pérdida de control humano (por bueno que eso pueda parecer) coloca en una posición muy ambigua “y preocupante” las armas automáticas, porque una vez desplegadas ellas toman sus propias determinaciones de ataque y la contundencia con la que emplean su fuerza letal. Por esta razón fundamentalmente, los expertos de la ONU han pedido que se prohíba internacionalmente el desarrollo de este tipo de armamento. Es de desear que se tenga en cuenta esta consideración y, en su defecto, que si realmente el conflicto es inevitable, que sean los presidentes y generales los que vayan, en punta de lanza a defender la Patria. No sé de dónde salió la idea de guardar a los jefes de los contendientes en un despacho, como si fueran irreemplazables.

Fuente: Sky News

Imagen: Zarateman

No comments yet.

Deja un comentario