ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La temperatura en el planeta llegó a descender 26 grados

Cómo la oscuridad y el frío acabaron con los dinosaurios

El problema de que hace millones de años no hubiera Internet, ni cámaras de vigilancia, ni sensores medioambientales, ni personas que los inventaran es que no podemos saber a ciencia cierta todo lo que pasó entonces. La ciencia y la tecnología nos permiten hacer aproximaciones cada vez más cercanas a lo que ocurrió en los tiempos pretéritos, aquellos en los que comenzó todo en la Tierra.

Uno de los misterios que seguimos empeñados en desentrañar es el relativo a la extinción de los grandes saurios hace 66 millones de años. Porque, a menos que la misma nave que rescató a Brian de un trompazo seguro se los llevara a todos a tierras más cálidas, algo tuvo que pasarles, y en un periodo de tiempo tan breve que es casi seguro que la desaparición de estos animales se debió fundamentalmente a un gran acontecimiento global. Ahora bien, ¿cuál y cómo?

Cuando los dinosaurios reinaban sobre la Tierra la vida primigenia se estaba desarrollando, y poco de lo que hoy es existía entonces. La mayor parte de los investigadores están de acuerdo en que fue el enorme impacto, provocado por un asteroide, el que desencadenó los acontecimientos de esa gran extinción; huella que puede verse todavía hoy en el gran cráter Chicxulub de México. Los expertos el Clima han intentado reconstruir lo que pudo pasar para que tantas especies desaparecieran masivamente de la faz del planeta. Según explican, tras ese gran impacto, pequeñas gotas de ácido sulfúrico se concentraron sobre el aire, dando lugar a un enfriamiento del planeta de larga duración que afectó a todos los ecosistemas.

Para llegar a esta conclusión los investigadores han empleado técnicas de simulación por ordenador para modelos climáticos, donde se combinan los cambios de la atmósfera, el mar y el hielo marino. Las pruebas realizadas parece que vienen a demostrar que los gases sulfurosos que se evaporaron a causa de ese impacto tan violento fueron los principales responsables de que se bloqueara el paso de la luz solar hacia la superficie de la Tierra y hacer que el planeta se enfriara mucho, hasta 26 grados menos en global. Durante los tres primeros años tras el impacto la temperatura media del planeta descendió por debajo de los cero grados el hielo se expandió y los lugares que antes vivían en una paradisíaca atmósfera a 27 grados, se transformaron en gélidos parajes a 5 grados.

Otra de las consecuencias de todo esto fue el cambio en las corrientes del océano. Al enfriarse las aguas superficiales estas se hicieron más densas y pesadas hundiéndose a las profundidades y cambiando el sitio con las más calientes, que emergieron junto a una gran cantidad de nutrientes. ¿Podría esto haber causado una floración masiva de las algas y, en consecuencia, una emisión importante de sustancias tóxicas que degradaron aún más las posibilidades de vida cerca de las costas. Quizá este cambio en los ecosistemas marinos fuese la causa de que también se extinguieran los ammonites.

Para los investigadores el factor clave en todo este proceso fueron esos gases sulfurosos, mucho más que el polvo que permaneció en la atmósfera durante un tiempo, y más que eventos drásticos como el calor extremo del impacto, los incendios o los tsunamis que, a fin de cuentas, fueron esencialmente eventos locales. Según parece, el clima pudo tardar aproximadamente 30 años en volver a su ser natural (vídeo) y, para entonces, los dinosaurios ya habían dejado de pasar frío para siempre.

Fuente: Potsdam Institute for Climate Impact Research

No comments yet.

Deja un comentario