ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Está en la portada del número de noviembre de la revista que edita la entidad

La Royal Society elige una investigación de la Universidad de Granada como la más destacada del mes

Ganar premios y reconocimientos está bien, pero no todos son iguales, reconozcámoslo. No es que haya galardones más fáciles de ganar que otros, pero sí que hay algunos que, por sus características, indican que lo que se ha hecho es especialmente importante. Es el caso de los reconocimientos que hace la Royal Society, fundada en 1660, a las investigaciones más destacadas. Estamos hablando de una sociedad científica de solera, fundada en 1660 en Londres y que ha contado con presidentes del calibre de Christopher Wren, Isaac Newton, Joseph Lister o Ernest Rutherford. Por eso, que un artículo científico salga mencionado por la Royal Society como el más destacado del mes en el ámbito de las matemáticas, la física y la ingeniería, es como para alegrarse.

mariano-caruso

Así que suponemos que Mariano Guillermo Caruso, del Centro Andaluz de Física de Partículas Elementales de la Universidad de Granada e investigador principal del artículo “The quantum CP-violating kaon system reproduced in the electronic laboratory”, debió frotarse varias veces los ojos al enterarse de que una de las sociedades científicas más importantes, antiguas y prestigiosas del mundo se había fijado en su trabajo y lo había colocado en la portada del número de noviembre de la revista Proceedings of the Royal Society, editada desde 1800. Trabajo, hay que decirlo, que ha realizado en colaboración con científicos de la Universidad Nacional de la Plata en Argentina.

El palabras del propio Caruso, su publicación se basa en un principio que permite aplicar las ideas de la física y las matemáticas en otras áreas de la ciencia y de la vida: “Dadas dos disciplinas de la ciencia A y B, mientras esperamos que una nueva idea transforme alguna de estas áreas en cuestión, podemos simplemente mezclar conceptos estableciendo puentes entre A y B. Esto nos da la posibilidad de transitar de una a otra, llevando conceptos e interpretaciones. Si el puente lo permite, es posible hacer esto en ambos sentidos. Trasladar conceptos de A a B es reinterpretarlos o traducirlos: el puente hace las veces de diccionario. Dado un concepto de la disciplina A podemos transformarlo para ver cómo luce desde la disciplina B.”

portada-puente

Una idea gracias a la cual se pueden “tender puentes“, de manera que elementos y concepciones de la física cuántica, por ejemplo, se puedan aplicar a la mecánica cuántica, permitiendo establecer nuevos puntos de vista desde los que mirar una misa cuestión. “De la misma forma que en los sistemas dinámicos tenemos propiedades emergentes que surgen de la interacción, pensamos que de la interacción de dos o más áreas de la ciencia surgen nuevas áreas de la ciencia”, señala Caruso.

Las posibilidades ahora permiten que los investigadores avancen en este estudio, abordando desde esta perspectiva otros sistemas cuánticos como la oscilación de neutrinos y el entralazamiento cuántico. El entrelazamiento cuántico forma parte de la teoría cuántica de la información, y genera interrogantes para los fundamentos de la misma mecánica cuántica, pero también otros de tipo técnico y práctico sobre temas como la computación cuántica, de gran interés no sólo para los científicos sino también para los gobiernos.

Fuente: UGR

Imágenes proporcionadas por la UGR: Mariano Caruso y la imagen del puente en la portada de la revista de la Royal Society.

No comments yet.

Deja un comentario