Sentinel 2
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La empresa española SENER colabora en el desarrollo de diversos elementos de los Sentinel

La tecnología española del Sentinel 2

En el puerto espacial de Kourou, en Guayana Francesa, todo está listo para el lanzamiento de Sentinel 2A. A las 03:52 CEST del 23 de junio se pondrá en órbita desde un cohete Vega el segundo Sentinel del programa europeo Copernicus para la vigilancia del medio ambiente y la seguridad. Su tarea fundamental será la observación permanente de todas las superficies emergidas del planeta cada 10 días. Hasta mayo de 2016 no se lanzará a su “gemelo”, el Sentinel 2B, con lo cual la observación completa de la Tierra se podrá hacer en sólo 5 días. Después irán llegando los otros Sentinel, así hasta 6, donde cada uno cubre una parte del espectro de vigilancia: imágenes de la vegetación, información a los servicios de emergencia, temperatura del mar, color del océano, control de la atmósfera o estudio del clima.

Las previsiones científicas acerca del cambio climático (inundaciones, sequías, deforestaciones, etc.) han preocupado lo suficiente a la Comisión Europea como para iniciar Copernicus junto con la ESA, y dar soporte a la puesta en órbita de los Sentinel, con un coste aproximado de 5.000 millones de euros. Claro que de cumplir correctamente con la misión para la que son creados, esos 5.000 millones apenas serán calderilla comparados con las vidas que Copernicus puede salvar (ya sea por catástrofes naturales o por hambre). El satélite que se lanza mañana se dedicará a dar soporte durante unos 20 años al mantenimiento de los bosques y la agricultura, aportando datos reales sobre el estado de los cultivos de todo el planeta. Los Sentinel 2 podrán conocer la naturaleza de los suelos y observar el comportamiento de las aguas de lluvia sobre los mismos, aportando toda esa información a la ciudadanía de forma precisa y puntual. De esa forma se espera poder dar un asesoramiento fidedigno, por ejemplo, acerca de los riesgos de edificar sobre determinados terrenos.

La información proporcionada por Sentinel 2 será fruto de la combinación de las imágenes de alta resolución y las posibilidades de sus 13 bandas espectrales, con lo que la visión obtenida del planeta será absolutamente novedosa. La observación de los cultivos y las zonas forestales ayudará a determinar, por ejemplo, el índice de clorofila en las hojas y su contenido en agua. Con esto se espera gestionar mejor lo que se denomina como “Seguridad alimentaria” en el sentido de predecir la producción de cosechas de la Tierra, vigilar el crecimiento de las plantas, observar la evolución de las selvas, los cambios en la superficie terrestre, la contaminación de lagos y zonas costeras, las erupciones volcánicas y los deslizamientos de tierras. Esto último fundamental para las intervenciones ayudar a las intervenciones humanitarias en zonas de desastre.

La participación española

Entre los equipos de ingenieros que han participado en el desarrollo de los gemelos Sentinel 2 hay un grupo perteneciente a SENER, una empresa española de ingeniería que  ha creado el mecanismo de calibración y obturación (CSM) para el instrumento óptico de alta resolución (MSI) con el que estos satélites realizarán su trabajo de observación.

Mecanismo de calibración y obturación de SENERMecanismo de calibración y obturación de SENER (Imagen: SENER).

Cuando los dos Sentinel estén en órbita, cada 5 días cubrirán todas las superficies del planeta, incluyendo grandes islas, aguas fluviales, lagos y aguas costeras entre las latitudes 56ºS y 84ºN. Ambos están equipados con una cámara multiespectral de alta resolución de 13 bandas espectrales. Su campo de visión es capaz de barrer 290 km, pero necesita el soporte de un calibrador que ajuste adecuadamente las cámaras MSI con las que se registran las imágenes. El CSM desarrollado por el SENER también cumple el objetivo de proteger las partes más sensibles del instrumento, de manera que si la posición del satélite lo expone directamente a los rayos del Sol, el CSM los mueve hacia una posición cerrada para proteger el MSI. Para calibrar inserta un difusor solar frente al espejo primario cuando se encuentra en la posición adecuada. Finalmente, en modo abierto su puerta móvil se sitúa dentro del instrumento para permitir la observación.

Esta no es la primera participación de SENER en Copernicus. Para el Sentinel 1A la empresa diseñó y fabricó el instrumento de despliegue de los cinco paneles que componían la antena del radar de apertura sintética (SAR), funcional desde su lanzamiento en 2014. En Sentinel 1 es el encargado de suministrar a la Tierra imágenes de radar las 24 horas del día sean cuales sean la condiciones meteorológicas sobre la superficie del planeta.

También está previsto que SENER colabore en futuros Sentinel. Para el Sentinel 3 ha desarrollado el mecanismo basculante de un espejo FMD (Flip Mirror Device) con el que se obtendrá información directa de la temperatura en las superficies marina y terrestre. Luego, en el Sentinel 5 trabajará en la creación del banco óptico (optical bench) del subsistema UVNS SWIR, desde donde se colaborará en la obtención de datos acerca de la composición atmosférica a partir de que se lance en 2020.

Imagen portada: ESA (Sentinel 2)

No comments yet.

Deja un comentario