" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La Comisión Europea ha presentado una propuesta para conseguir descentralizar las tareas de gobierno y gestión de Internet

La Unión Europea quiere que EEUU controle menos Internet

La preocupación por las actividades de espionaje que la NSA ha llevado a cabo durante años, tanto de Internet como de las comunicaciones móviles, es un hecho. No sólo entre los ciudadanos de a pie, sino también entre los gobiernos de multitud de países. Gracias, sobre todo, a las revelaciones de Edward Snowden, han salido a la luz secretos nada agradables del espionaje que tanto la NSA como otras agencias de seguridad han sometido no sólo a internautas comunes y corrientes, sino incluso a presidentes de gobierno: móviles pinchados, correos electrónicos intervenidos, conversaciones grabadas, etc. La luz arrojada sobre esta información ha provocado una gran desconfianza no ya en la NSA en particular, sino sobre el Gobierno de Estados Unidos en general. Y tanto la preocupación como la escasez de confianza aumentan cuando se considera que, aún hoy en día, EEUU tiene un enorme control sobre Internet.

Hace ya meses que varios países, entre los que están China y Rusia, han intentado forzar cambios a nivel internacional para lograr que algunas tareas relacionadas con Internet, y de las que se encargan determinadas organizaciones estadounidenses como ICANN, pasen a ser responsabilidad de organismos de otros estados. Pero hasta ahora no han prosperado, ya que todas las propuestas que han presentado al respecto ante la Agencia Internacional de Telecomunicaciones de las Naciones Unidas para que el control de Internet sea más global han sido rechazadas. Y no sólo Estados Unidos. Canadá, Australia o Reino Unido también se han opuesto a estos cambios. Pero ahora puede que cambie el panorama, puesto que la Unión Europea ha decidido aumentar la presión para lograr descentralizar el control de Internet.

Para ello, sus responsables han presentado una propuesta para hacer varias reformas clave en los sistemas empleados hasta ahora para gestionar y controlar la Red. Su objetivo: conseguir más transparencia en el gobierno de Internet, así como mayores responsabilidades e inclusión de otros gobiernos en él. En la propuesta hay varias medidas concretas para extender el control de Internet a más paises. Entre ellas está el establecimiento de una línea de tiempo para globalizar las actividades de la ICANN (organismo que, entre otras cosas, regula la asignación de nombres de dominio), el refuerzo del Foro Global para el Gobierno de Internet, el lanzamiento de una plataforma online (el Observatorio Global de Normas en Internet) para crear unas normas de transparencia en Internet y dar un repaso a los conflictos entre leyes o jurisdicciones nacionales para sugerir posibles soluciones.

Aparte de las medidas, la propuesta detalla varios puntos a los que se comprometerían los miembros de la Unión. Por un lado, a contribuir a una mejora de la transparencia, el grado de responsabilidad y el nivel de integración de los participantes en los procedimientos que sean responsabilidad de varios miembros. Por otro, a crear un conjunto de principios de gobierno de Internet destinados a proteger la naturaleza abierta y desfragmentada de Internet. Por último, los miembros de la Unión Europea se comprometerían también a globalizar la toma de decisiones clave para proteger la estabilidad, seguridad y adaptación de la Red. Por ejemplo, a la hora de coordinar la gestión de nombres de dominios y direcciones IP).

En definitiva, lo que la Comisión apoya es un modelo de gestión apoyado en varios gestores, en el que se impliquen por completo todos los organismos y organizaciones participantes. Tal como ha manifestado la Vicepresidenta de la Comisión, Neelie Kroes «Los dos próximos años serán críticos para el rediseño del mapa global del gobierno de Internet. Europa debe contribuir a la consecución de avances creíbles para llegar al gobierno global de la Red, y jugar un papel importante en la definición de cómo debe ser Internet en el futuro». Kroes también ha tenido palabras para hablar de los derechos humanos en la Red: «Nuestras libertades fundamentales y los derechos humanos no son negociables. Deben protegerse en la Red».

 

No comments yet.

Deja un comentario