" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La biblioteca contará con dos DJI Phantom 2 Vision para el uso de sus alumnos

La University of South Florida ofrecerá drones a sus estudiantes

Me llevo este informe sobre superestructuras con materiales resistentes al fuego, el último de Dan Brown y… ah sí, voy a necesitar un drone durante un par de horas. En una biblioteca como las que conocemos, lo primero es probable, lo segundo es seguro y lo tercero… sí, impensable. Sin embargo, la University of South Florida (USF) es un ejemplo de cómo deberían ser las cosas a este respecto, ya que lo más probable (y espero que así sea) es que la única petición que no puedan cursar es la del infumable autor de moda. Y es que los alumnos que se matriculen el curso que viene, podrán emplear uno de los dos drones que la biblioteca añadirá a su catálogo. Sí, has leído bien, la biblioteca de la USF dispondrá de dos DJI Phantom 2 Vision (un modelo de gama alta, con cuatro rotores y equipado con cámara de alta definición) a disposición de sus alumnos.

Eso sí, para evitar que los alumnos del próximo curso empiecen a hacer planes sobre los múltiples usos que pretenden darle al dispositivo, la universidad ha aclarado que, en todos los casos, el préstamo de los dispositivos estará sujeto a la aprobación previa por parte de un supervisor de la biblioteca, que tendrá que ponderar el valor académico de la propuesta de los alumnos. Además, una vez concedida la aprobación y llegado el momento de utilizar el drone, la operación será supervisada constantemente por personal docente, por lo que el uso lúdico del mismo, aún de manera ocasional durante la sesión de trabajo, queda descartado. Un ejemplo citado por responsables de la biblioteca de la universidad, habla de estudiantes de arquitectura que quieran tomar imágenes en alta definición de elementos de fachadas y estructuras de todo tipo de construcciones. En estos casos, el uso de un drone resulta mucho más sencillo, rápido y económico que recurrir a sistemas como grúas, escalas y similares.

Resulta interesante ver cómo dispositivos como los drones son incorporados al mundo académico que, sin duda, puede obtener grandes beneficios de ello. La tecnología es, en gran medida, el uso que hacemos de ella. Así que cabe esperar que, de esta primera experiencia, surjan ideas y nuevos proyectos que impulsen a otros centros a seguir ese mismo camino.

 

Imagen: Wikimedia

No comments yet.

Deja un comentario