" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Lenovo optimiza sus divisiones de PC y smartphones. Motorola diseñará y fabricará sus móviles

Lenovo también se reestructura, y despedirá a 3.200 trabajadores

Lenovo no está atravesando por una buena racha. Cuando ya se habían apagado los ecos del escándalo Superfish, provocado por la instalación de spyware en ordenadores de Lenovo, acaba de estallar otro, originado también por la instalación de software no deseado en los equipos con Windows, que se aprovecha de las funciones antirrobo del sistema para instalar en él software no deseado, que además se reinstala automáticamente aunque se formatee el ordenador. Seguro que esto no anima mucho que digamos a los consumidores a la hora de optar por un equipo de la compañía cuando quieren renovar su equipo. Esto por un lado. Por otro, los resultados de Lenovo en el primer trimestre fiscal del año no son nada buenos, lo que va a desembocar en una reestructuración de la compañía y en el despido de 3.200 de sus trabajadores. Aproximadamente el 5 por ciento de la compañía.

Los despidos, comunicados a todos los trabajadores mediante una carta enviada por Yang Yuanqin, CEO de Lenovo, afectarán a todos los países en los que la empresa tiene presencia. Todavía se desconocen datos más concretos sobre fechas y efectivos afectados en cada país. Sólo que se producirán en cuanto sea posible. Pero no es el único cambio que va a acometer Lenovo, ya que también ha anunciado una reestructuración de sus líneas de negocio de PC y móviles. Para empezar, la responsabilidad del desarrollo y fabricación de smartphones recaerá sobre Motorola, que fue adquirida por Lenovo el pasado año. Además, se reducirá su stock, así como el número de modelos que lanzará la compañía. Todo con el objetivo de racionalizar su catálogo, y de que los móviles a la venta tengan una diferencia clara entre ellos y no sean excesivamente similares.

Los cambios en la división de PCs pasan por una reducción de costes, que aún no se sabe cómo afectará en concreto a la unidad. Lo mismo sucederá en el área de negocio que se ocupa de los equipos y servidores profesionales y para empresas. Ambas serán reposicionadas y se trabajará para mejorar su eficacia en cuanto a costes, con el objetivo de preparar su estructura para poder crecer de nuevo en el futuro. En total, con estos cambios, Lenovo espera reducir gastos en aproximadamente 650 millones de dólares a lo largo del próximo trimestre, cifra que alcanzará los 1.350 millones de dólares en la segunda mitad de este año.

Foto: The Conmunity

No comments yet.

Deja un comentario