" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El Gobierno Británico cambiará una ley que establece que los londinenses deben pedir permiso para alquilar su casa por menos de 90 días

Londres se mueve hacia la legalización de Airbnb

Airbnb, una de las plataformas online más populares a la hora de permitir a propietarios de casas alquilarlas, enteras o sólo alguna de sus habitaciones, por un corto periodo de tiempo, goza de gran popularidad en todo el mundo. Y no cuenta precisamente con el beneplácito de la industria hotelera, que la ha convertido en el blanco de sus iras por no pagar los mismos impuestos que ellos o por violar leyes locales, regionales o nacionales. Y aunque en algunos puntos sus responsables ya han llegado a un acuerdo para pagar los impuestos vigentes como San Francisco, Chicago o Washington, tanto la compañía como los propietarios que ofrecen sus domicilios se enfrentan a sanciones en varios países, como ya sucedió en Cataluña el verano pasado.

Una de estas ciudades que pone trabas al alquiler de domicilios por periodos breves es Londres. En efecto, en la capital británica hay una ley, que data de 1973, que establece que todos los londinenses que quieran alquilar su casa por un periodo de tiempo inferior a 90 días debe solicitar un permiso para poder hacerlo, por el que, por supuesto, debían abonar una cantidad. Si no lo hacen, se enfrentan a multas que pueden llegar a las 20.000 libras por cada vez que hayan alquilado su casa sin hacer la solicitud pertinente. Como es natural, esta ley dificulta mucho los alquileres de particulares no sólo a través de Airbnb, sino también de otros servicios similares no tan conocidos en España, como Gumtree o Onefinestay. Y los habitantes de la capital no estaban muy de acuerdo con ella, como se puso de manifiesto en una consulta popular llevada a cabo el año pasado.

Conscientes de ello, en el Gobierno se disponen a acabar con esta ley, y a permitir por tanto a los ciudadanos ganar algo de dinero alquilando sus casas sin más trabas de las estrictamente necesarias. Aunque, por supuesto, a los hoteles, los grandes beneficiados de esta ley, no les hace ninguna gracia, y llevan ya bastante tiempo tratando de que no se hagan cambios en la legislación.

En efecto, tal como ha comunicado el Ministro de Vivienda del Reino Unido, Brandon Lewis, se va a derogar esta ley para permitir a los londinenses que lo deseen alquilar su hogar durante un máximo de 90 días al año sin que sea necesario que pidan ningún permiso oficial para poder hacerlo. Eso sí, con algunas salvedades: esta ley no afecta a negocios u oficinas (sólo se permitirá el alquiler de domicilios particulares) y los consistorios podrán revocar esta nueva ley en lugares puntuales, y siempre cuando exista una causa justificada para hacerlo. Eso sí, los que vivan en casas de alquiler en las que el subarrendamiento quede expresamente prohibido seguirán sin poder alquilarlas. Con esta nueva medida, el gobierno espera además fomentar el turismo en la capital británica, ya que los visitantes tendrán la oportunidad de acceder a alquileres vacacionales a un precio más competitivo.

Foto: Maurice

No comments yet.

Deja un comentario