" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Presentan un proyecto de ley para identificar a los compradores de un móvil prepago en EEUU

Los “burner phones”, a un paso de su ilegalización en Estados Unidos

Los “burner phones”, un concepto que hace referencia a teléfonos prepago que se utilizan durante un tiempo y después se eliminan, pueden estar a un pase de ser declarados ilegales en Estados Unidos si prospera una ley que propone una congresista estadounidense. Jackie Speier, que así se llama la Congresista por California que ha elaborado la propuesta de ley, pide que cualquiera que quiera comprar un teléfono móvil en Estados Unidos con una línea prepago tenga que facilitar sus datos (nombre completo, dirección y fecha de nacimiento), así como proporcionar algún tipo de identificación, según The Independent.

Porque por increíble que pueda parecer, en Estados Unidos sigue pudiéndose comprar una línea de móvil sin contrato sin tener que facilitar ni un solo dato personal, lo que en España se prohibió pocos meses después de los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid. Y no es el único país en el que sucede esto. Por ejemplo, los terroristas de los pasados atentados de París también se comunicaban con este tipo de móviles de usar y tirar.

Con esta medida, Speier intenta evitar que terroristas o delincuentes puedan utilizar este tipo de teléfonos para comunicarse en Estados Unidos sin ser rastreados, ya que con frecuencia sus propietarios se deshacen de los teléfonos después de unos días o unas horas de uso, en cuanto suponen que ya pueden ser rastreables. Por tanto, las autoridades tienen muy complicado poder intervenir sus comunicaciones, puesto que las órdenes judiciales que les autorizan a hacerlo generalmente llegan demasiado tarde. Y después hay que hablar con las operadoras para que las apliquen, lo que también lleva su tiempo.

Un ejemplo de este tipo de situaciones puede verse en series como The Wire, en la que los miembros de las bandas de traficantes de droga, que se comunican habitualmente mediante este tipo de líneas móviles, logra despistar con frecuencia a la policía, que tiene que pedir una y otra vez permisos legales para intervenir estos teléfonos de usar y tirar que, en muchos casos llegan después de que los delincuentes se hayan deshecho de ellos.

Pero este tipo de móviles no sólo se utiliza para cometer delitos, puesto que hay muchos usuarios de móviles que no pueden o no quieren tener un contrato y utilizan sus teléfonos prepago con normalidad. Incluso hay una app para Android y iPhone, llamada Burner, que permite generar números de móvil de usar y tirar que pueden utilizarse en el caso de que el usuario de un smartphone no quiera compartir su número con terceros por diversos motivos. En estos casos, la identificación de sus propietarios no conlleva ningún problema, tal como sucede en España.

En días pasados hemos visto cómo la discusión sobre la seguridad en las comunicaciones para luchar contra el terrorismo y la delincuencia versan sobre el cifrado. Incluso sobre si una empresa como Apple debe colaborar o no obligatoriamente con las fuerzas de seguridad para desbloquear el acceso a un smartphone utilizado por un terrorista. Pero mientras tanto, a las autoridades de países como Estados Unidos se les escapa algo tan básico como saber quién es el propietario de un teléfono prepago.

Foto: Irita Kirsbluma

 

No comments yet.

Deja un comentario