" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

En los próximos 2 años el 75% prevé integrar IoT en sus procesos de fabricación

Los fabricantes quieren Internet de las Cosas

El Internet de las cosas (IoT) es uno de los grandes proyectos globales. En él andan metidos instituciones públicas, gobiernos y empresas, porque el principal reto a superar es la implicación multidisciplinar y multisectorial. Para que IoT se haga una realidad hay que lograr una mayor capacidad de transmisión de datos, más seguridad, hay que regular el marco de las telecomunicaciones y también la LOPD, entre otras muchas cosas.

Sin duda los fabricantes de productos tecnológicos y no tecnológicos están muy interesados en que se avance por este camino. Según un estudio que publica la revista Forbes, el 75% de los fabricantes tiene previsto en su estrategia para los próximos dos años aumentar el uso de dispositivos inteligentes o con inteligencia integrada en sus procesos de fabricación, y un 63% de ellos ya ha comenzado a integrar, o lo está planeando, tecnologías IoT en sus productos. Algo que anuncia que en poco tiempo tanto los procesos de fabricación como los objetos de uso cotidiano estarán conectados a la gran red de redes, y muy posiblemente será el smartphone uno de los grandes protagonistas en la interacción de los usuarios con IoT.

Las esperanzas de los fabricantes miran hacia el desarrollo de IoT, al menos el 71% de ellos espera que tenga alguna influencia en sus respectivos negocios en los próximos cinco años, aunque el 24% de ellos aún no tiene del todo claro cuál ha de ser su estrategia de empresa para sacar el máximo partido de esta oportunidad. De hecho, sólo el 10% de los fabricantes ha puesto ya en marcha un plan estratégico pensando en IoT. Esto deja entrever la existencia de una brecha en el conocimiento de las posibilidades de IoT y cómo, realmente, pueden mejorar sustancialmente los procesos internos de la empresa, el desarrollo de sus productos y su vinculación con los clientes.

Si nos centramos en los procesos de manufactura, el estudio apunta a que un 76% de lo fabricantes espera que la implementación de IoT mejore la satisfacción del cliente, y un 75% cuenta con que mejore la calidad de los productos. Otros impactos que podría tener dentro de las empresas serían una mayor velocidad en los tiempos de entrega (59%), lograr una mayor fiabilidad en los trabajos de las maquinarias (59%) o en la innovación de productos y servicios (54%).

Los datos del estudio señalan también hacia los ámbitos en los que están trabajando ahora los fabricantes: reducción de costes (53%), seguridad (41%) y el logro de los objetivos de sostenibilidad (16%). Pero entre las oportunidades que debería poder brindar IoT a las empresas no sólo está la optimización de procesos. Para ellos será importante saber cómo usar toda la información generada desde el interior, la recibida por el feedback de los cliente y usuarios, e integrar ambas para identificar mejores oportunidades de negocio y mejorar su respuesta ante las demandas y necesidades del mercado.

En estos momentos sólo un 10% de las empresas encuestadas  disponen de redes que permitan la comunicación entre máquinas. Para un 41% todavía sería necesario realizar algunas mejoras en su red actual y un 32% tendría que hacer mucho más que una adaptación para disponer de la infraestructura necesaria para esa comunicación máquina a máquina y máquina a empresa.

Sin duda, la llegada generalizada del IoT al mercado de consumo pasará por una mayor implementación dentro de las propias empresas y fabricantes. Antes de que un usuario de anime a comprar un frigorífico conectado que haga la compra online antes de que la familia se quede sin leche y huevos, los fabricantes deben disponer internamente, por ejemplo, de capacidad para gestionar en tiempo real la ingente cantidad de información que el uso va a generar para reaccionar con antelación a posibles fallos, subidas en la demanda de componentes, actualizaciones de software, seguridad antihacker y todos los retos de trabajar al minuto con los usuarios, proveedores y empleados.

No comments yet.

Deja un comentario