" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Sharp AQUOS Beyond 4K Ultra HD TV, mejoran la calidad 4K

Más cerca de 8K que de 4K

Estamos haciéndonos a la idea y exponiendo nuestros ojos a la calidad visual que son capaces de alcanzar las pantallas con resolución 4K. Cuando a lo lejos ya se escucha el ruido de los tambores que presagia la llegada del siguiente paso: 8K. Y mientras tanto se multiplican los anuncios de televisores 4K, de monitores de ordenador 5K o 6K. Incluso fabricantes como Sharp diseñan tecnologías como Pixel-splitting (División de píxeles), SPECTROS™ Rich Color Display y Quattron para aumentar el número de puntos en pantalla y mejorar la paleta de colores mostrados y con ello la calidad percibida por el espectador al disfrutar de una de sus nuevas pantallas.

Y es que esto corre mucho. Cada vez corre más. Desde que se mostraron los primeros prototipos de televisores HD y Full HD hasta que se anunciaron modelos disponibles pasó bastante tiempo. Ese tiempo fue bastante más corto en el caso de los primeros aparatos 4K. Pero es que todavía son una rareza y ya estamos asistiendo a diferentes planteamientos tecnológicos entre fabricantes y se vislumbra en el horizonte el siguiente paso. Todo es tan intenso que se hace difícil mantener el paso.

Una pantalla 4K “clásica” tiene el doble de resolución horizontal y vertical que una Full HD. Esto es, las pantallas 4K tienen 3.840 puntos (1.920 x 2) horizontales y 2.160 (1.080 x 2) en vertical. Si multiplicamos esas dos cantidades para saber el número de puntos totales de la pantalla, obtendremos 8,29 millones de píxeles o, lo que es lo mismo, 8,29 megapíxeles. Cada uno de esos puntos (RGB) está formado por tres pequeños elementos luminosos, llamados subpíxeles, uno Rojo (la R de “Red”), uno Verde (la G de “Green”) y uno Azul (la B de “Blue”).

Sharp ha avanzado con esta nueva tecnología que incorporara al modelo Sharp AQUOS Beyond 4K Ultra HD TV. Esta “monstruosa” televisión de 80″ que, por ahora, no está disponible, es la cantidad de puntos individuales de colores elementales (subpíxeles) que se usan para crear un punto final con la mezcla de colores. Los 8,29 Mpix de un TV 4K son en realidad 24,88 millones de subpíxeles rojos, verdes y azules (8,29 megapíxeles x 3). Con la tecnología Pixel-splitting y Quattron esta cifra aumenta hasta alcanzar los 66 millones de subpíxeles.

¿Cómo se consigue hacer realidad esto? Por lo anunciado, se duplica el número de píxeles en vertical, que alcanzan ahora los 4.320 puntos de resolución y en horizontal se emplean cuatro subpíxeles por punto de imagen (los tres habituales RGB y uno adicional amarillo), con la peculiaridad de que el rojo y el azul se comparten entre píxeles contiguos mientras que el amarillo y el verde son individuales. Las tecnologías High Dynamic Range y el ensombrecimiento local proporcionan unos blancos muy blancos y unos negros muy negros que llevan la gama de colores mostrados a superar el 100% de lo especificado por la Digital Cinema Initiative, todo según Sharp, claro está.

El aumento de resolución aparente de este televisor no sirve para aumentar la calidad de las imágenes, dado que el estándar 4K tiene la resolución (altísima de por sí) que tiene, sino para que el motor gráfico del televisor las muestre mejor. Gracias al sistema de escalado de imágenes de nueva generación Revelation™ Upscaler
se pueden interpolar las señales 1080p y 4K y mostrarlas con mayor calidad visual aprovechando estos mayores recursos.

El resultado de toda esta compleja organización es que este nuevo paso más allá de las 4K tiene, según sus palabras, unos 42 millones de subpíxeles más que otros televisores 4K y prácticamente ofrece la calidad 8K en pantallas y con contenidos 4K. El televisor “Beyond 4K Ultra HD” promete estar disponible a finales de 2015 por un precio todavía no anunciado.

Nuevos modelos AQUOS 4K Ultra HD

Y además Sharp mostró una nueva generación de televisores 4K en tres gamas: UB30, UE30 y UH30. Todos ellos disponen de procesadores quad-core, vídeo H.265 y VP9, un nuevo códec 4K que permite reproducir el contenido de forma nativa.

La gama de entrada a las 4K, llamada UB30, dispondrá de modelos de 43″, 50″, 55″ y 65″. Cuentan con el motor de reescalado de imágenes Revelation Upscaler y del sistema de acceso a contenidos audiovisuales SmartCentral 3.0. Es compatible con la última revisión 4K Ultra HD por lo que sus conexiones son HDMI 4.0 con sistema de control HDCP 2.2. También dispone de 2 puertos USB y 3 HDMI, que aumentan a cuatro en los dos modelos de mayor tamaño. El televisor de 65″ cuenta también con tecnología de ensombrecimiento selectivo (Local Dimming) para mejorar el contraste de las imágenes. Los precios en EE.UU. serán de 749,99$ (43″), 999,99$ (50″), 1.199,99$ (55″) y 2.299,99$ (65″).

El siguiente escalón, la serie UE30, se ofrecerá en tamaños mayores: 60″, 70″ y 80″. Parte de las características de la serie UB30 que se ven mejoradas con la plataforma Android TV, para reproducir películas y utilizar apps y juegos de Google Play además de contar con los sistemas de procesamiento de señal AquoMotion 480 y AquoDimming además de conexión WiFi. El precio en los EE.UU. del televisor 60UE30 será de 1.999,99$ (60″), de 2.799,99$ el de 70″ y de 5.399,99 para el modelo de 80″.

Por último, la gama más alta, denominada UH30, dispone de dos modelos: 70UH30 de 30″ y 80UH30 de 80″. El de más tamaño cuenta con la certificación THX 4K-Certified Picture Quality, mientras que el de 70″ se encuentra actualmente en proceso de obtenerla. La gama de colores mostrados en estas pantallas crece gracias a la tecnología SPECTROS Rich Color Display, que cuentan también con los sistemas AquoMotion 960, AquoDimming, SmartCentral 4.0 y Android TV. El mando a distancia es táctil y tienen un precio de 3.199,99$ el modelo de 70″ y 5.999,99$ el de 80″. Todos estos televisores 4K estarán a la venta en primavera.

Imagen: Sharp

No comments yet.

Deja un comentario