" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Los Aptámeros-X podrán ayudar a diagnosticar y tratar enfermedades en el espacio

Medicina para astronautas

A principios del pasado mes de marzo el norteamericano Scott Kelly y el ruso Mikhail Kornienko regresaron a la Tierra tras 340 días viviendo en la Estación Espacial Internacional. Su misión allí era fundamentalmente comprobar hasta qué punto podría resistir el ser humano misiones de larga duración en el espacio. Los ojos de la NASA están puestos en Marte. Para 2030 espera estar en condiciones de mandar una misión tripulada. Los 56 millones de kilómetros que separan la Tierra de Marte en su máxima aproximación suponen, como mínimo, 39 días para ir y otros tantos para volver (si es que hay posibilidades de regreso), más la el tiempo de misión allí. No serán viajes cortos, por eso es necesario contar con herramientas que ayuden a mantener el buen estado de salud de los astronautas en misiones de larga duración.

En este sentido, una empresa norteamericana ha creado una herramienta de ADN/ARN para diagnosticar y tratar enfermedades pensando en la posibilidad de pasar mucho, mucho tiempo lejos de nuestro planeta y que, evidentemente, puede suponer un gran avance para la medicina también en nuestro planeta.

Aptámeros: más cantidad y más rápido

Los aptámeros con cadenas sencillas de ácidos nucléicos (ARN y ADN), que pueden aislarse y tratarse en laboratorio para crear lo que se conoce como anticuerpos químicos. La técnica que se usaba hasta el momento, denominada SELEX, requiere habitualmente muchas modificaciones químicas hasta lograr que el aptámero se una a las sustancias objetivo, pero eso supone un problema, ya que al realizar más de x modificaciones químicas aparecen reacciones en cadena que dificultan el trabajo.

La nueva técnica ha creado una nueva generación de aptámeros, llamada Aptámeros-X, y es capaz sintetizar rápidamente unos 10.000 millones de secuencias de ADR/ARN incluyendo naturales y muy modificadas, que son las que luego se usan para crear aptámeros muy afines a sustancias específicas.

am_bio_product_photo1

Según sus creadores, no hay límites, ya que se pueden realizar 50 modificaciones en una secuencia haciendo que ADN y ARN sean más diversos químicamente. Esto abre las oportunidades para crear moléculas con alta afinidad y especificidad por un objetivo concreto.

¿Para qué podrán usar esto los astronautas de las misiones espaciales? Los Aptámeros-X son muy útiles en el diagnóstico de enfermedades, pero también se pueden usar como biomarcador para hacer que un medicamento como la quimioterapia actúe específicamente sobre un tumor, sin afectar a otras partes de cuerpo. Esta es una poderosa razón para que la NASA se haya interesado por este producto para sus astronautas, que podrán diagnosticarse y recibir tratamiento aunque estén a miles de millones de kilómetros de distancia.

Desarrollos como este, junto con una plataforma de Hardware que la agencia está desarrollando con  otras empresas para realizar análisis en el espacio (donde las condiciones no son las mismas que en la Tierra), facilitarán sin duda la seguridad y realidad de las grandes misiones de exploración en el espacio… y en otros planetas.

Fuente: NASA en español

Imagen interior: AMBiotech 

No comments yet.

Deja un comentario