" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Las recetas están destinadas a colectivos desfavorecidos, y permiten acceder a un año del sistema de bici compartida Hubway por cinco dólares

Médicos de Boston pueden recetar un año de bicicleta compartida

Además de servir como medio de transporte alternativo a autobuses, metros y demás medios de locomoción, la bicicleta puede resultar muy beneficiosa para la salud y una aliada a la hora de combatir el sedentarismo y la obesidad. Cada vez es más popular en Europa y Estados Unidos, y no pocas ciudades cuentan ya con sistemas de bicicleta compartida. Gracias a ellos, los habitantes y, en muchos casos, también los visitantes de la localidad que cuenta con uno pueden, con sólo hacerse usuarios del sistema de alquiler y abonar una cantidad, utilizar las bicicletas dispuestas por la ciudad, en diversas paradas específicas, para desplazarse por sus calles. Estos sistemas cuentan con gran aceptación entre todos los ciudadanos, con una excepción: los miembros de colectivos desfavorecidos, que encuentran en el pago de la cantidad que hay que aportar para convertirse en usuario del sistema de compartición de bicis públicas, generalmente durante un año, un obstáculo prácticamente insalvable.

En Estados Unidos hay varias localidades preocupadas por este problema, y algunas están tomando cartas en el asunto para tratar de acercar el sistema público de alquiler de bicicletas a todos sus ciudadanos. Pero ninguna corporación municipal ha iodo tan lejos como la de Boston, que ha ideado un sistema para que los usuarios de colectivos desfavorecidos que quieran acceder al sistema de bici compartida de la ciudad, que cuesta 85 dólares al año, cuenten con un importantísimo descuento: que se lo recete el médico.

En efecto, los doctores del Boston Medical Center pueden recetar a sus pacientes convertirse en usuario del sistema de bici compartida de la ciudad por sólo cinco dólares, lo que supone un descuento de 80 sobre la tarifa oficial, y permite a los ciudadanos con escasos recursos poder disfrutar de las bicicletas del sistema público de alquiler de la ciudad, Hubway. Para poder optar a una de estas recetas, no obstante, es necesario cumplir una serie de requisitos: tener al menos 16 años, participar en algún programa de asistencia pública o tener una renta familiar que no supere cuatro veces la considerada como límite de pobreza.

Tal como ha manifestado la oficina del Alcalde de Boston en una declaración conjunta con el Boston Medical Center, los pacientes a los que sus médicos les prescriban una receta para acceder con descuento al programa de alquiler de bicis Hubway podrán hacer tantos viajes en bicicleta com deseen, siempre que cada trayecto no supere los 30 minutos. Además, al entrar a formar parte de la red de usuarios del sistema, recibirán un casco de bicicleta de regalo por correo días después de contar con una cuenta de usuario. Para activarla, los pacientes tienen que llamar al ayuntamiento para registrarse una vez recibida la receta. Si lo prefieren, basta con que acudir a la oficina de transportes de la Universidad de Boston, situada a poca distancia del Boston Medical Center, y se apunten allí mismo.

Foto: Eric Kilby

No comments yet.

Deja un comentario