" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Pretende ser una plataforma para la filtración información a periodistas

Invisible.im: mensajería instantánea para periodistas

Aunque las filtraciones a los medios de comunicación han ganado toda la relevancia del mundo primero por el caso Wikileaks, y después con las escuchas de la NSA filtradas por Edward Snowden, lo cierto es que el periodismo (y, por lo tanto, la opinión pública) lleva muchos años teniendo, en las filtraciones, una fuente de información fundamental para desvelar verdades incómodas. Por poner un ejemplo histórico muy evidente, ¿qué habría sido de Woodward y Bernstein sin Garganta Profunda? La trama del escándalo Watergate, que terminó con la primera dimisión de un presidente (Nixon) en la historia de Estados Unidos sólo pudo ver la luz gracias a William Mark Felt, número dos del F.B.I. cuando se produjo el escándalo, y que en 2005 se desveló como el filtrador que facilitó toda la información a los periodistas de The Washington Post. Así, pese a lo que es posible leer estos últimos tiempos en algunos medios, las filtraciones no son algo nuevo, ni nacido a la sombra de Internet. No obstante, sí que es verdad que las múltiples herramientas que ofrece la red de redes se han convertido en unos canales formidables para facilitar el proceso. Hoy, sin ir más lejos, he escuchado una frase que creo que refleja bien la situación: Wikileaks ha democratizado el periodismo de fuentes. Y es que la iniciativa de Assange no sólo ha servido para que muchos secretos hayan acabado viendo la luz, sino que también ha servido para que buena parte de la población sea consciente del valor de la información con la que trabajan, y de las múltiples herramientas con las que cuentan si consideran necesario, o al menos recomendable, que dicha información vea la luz pública. Así han surgido plataformas como Reportaro, un servicio online que conecta periodistas con fuentes del que ya te hablamos hace unas semanas. Y en esta línea acaba de asomar la cabeza Invisible.me, un servicio de mensajería instantánea pensado para conectar a periodistas y fuentes de manera segura.

Según los creadores del servicio, que por ahora no pasa de ser un concepto en el que han comenzado a trabajar, su razón de ser estriba en la comprometida situación para todos aquellos ciudadanos deseen convertirse en fuentes, filtrando información confidencial a periodistas. En la actualidad, según los padres de la criatura, las entidades gubernamentales encuentran casi todas las puertas abiertas cuando contactan con empresas de telecomunicaciones para obtener datos de sus usuarios. Así, resulta razonablemente sencillo seguir el recorrido inverso de los pasos que ha dado el mensaje hasta llegar al periodista y, por lo tanto, averiguar la identidad del filtrador, algo que compromete seriamente la seguridad de cualquier empleado público que se plantee seguir los pasos dados por Bradley Manning y Edward Snowden. Parte del problema se produce por emplear canales no cifrados, algo que encontraría una solución en la red de mensajería instantánea puesta en marcha sobre la red TOR. Sin embargo, este sistema no soluciona uno de los problemas que señalan a otra fuente de información crítica en lo que se refiere a las herramientas mediante las cuales es posible averiguar el origen de una filtración: los metadatos de las comunicaciones en sí mismos. Cada vez que se establece una comunicación, ésta deja ciertas trazas de que ha producido y que perduran a lo largo del tiempo. Y, aunque el contenido de dichas comunicaciones no sea accesible, el establecimiento de la misma, per se, ya puede resultar incriminatorio. Así, la razón de ser de este nuevo servicio es minimizar esa impronta que genera cada comunicación, reduciendo de esa manera el riesgo que corren las fuentes de ser identificadas.

Por ahora el proyecto acaba de nacer, y es poco más que una idea. No obstante, la determinación de sus creadores es grande, y ya están buscando voluntarios que quieran colaborar en la puesta en marcha de Invisible.me. Cabe esperar que la respuesta que reciban sea positiva y que pronto sea posible emplear el servicio. En tiempos como los actuales, necesitamos canales seguros y que faciliten que la verdad siga saliendo a la luz, le pese a quien le pese.

 

Imagen: Bunkerfunker

No comments yet.

Deja un comentario