" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El primer centro, abierto en Redmond, pronto tendrá un par en Bruselas

Microsoft abre un centro de transparencia

Hubo un tiempo, hace no demasiado, en el que confiábamos (más o menos alegremente) en los servicios online y, por lo tanto, en la la seguridad que protegía la información que almacenábamos y/o gestionábamos con los mismos. Correos, archivos, calendarios… con los años el volumen de información que almacenamos en la nube no ha dejado de crecer, puesto que disponer de todo en cualquier momento, lugar y dispositivo (siempre que tengas una conexión a Internet, claro) es una comodidad a la que, una vez que te acostumbras, es difícil renunciar. Y en esas estábamos hasta que, un buen día, un tipo decidió que la situación no era justa, dejó su trabajo de analista de seguridad y, tras unas cuantas horas de avión (es decir, de poner mucha tierra de por medio), denunció a todo el mundo los desmanes y excesos de los servicios de seguridad e inteligencia de Estados Unidos. Así, casi se puede decir que la relación entre los usuarios de Internet y los servicios online se divide en dos periodos: pre-Snowden y post-Snowden. El “contrato” entre empresas y usuarios ha cambiado, puesto que la balanza de presiones recibidas por las primeras se ha equilibrado. Sí, hasta las revelaciones de Edward Snowden, las empresas recibían presiones por parte de los organismos estatales que pretendían acceder a los datos de sus usuarios. Por su parte, y en su bendita inocencia, el común de los mortales no ejercía una fuerza igual y opuesta. Y puede parecer una excusa “barata” a las tecnológicas, pero lo cierto es que vistas sus reacciones tras las filtraciones de Snowden, parece que han aprovechado las presiones públicas para devolver cierto equilibrio a la situación. Ya sea mediante cambio en sus políticas informativas o, como en el caso de Microsoft del que hablamos hoy, abriendo un centro dedicado a la transparencia de los datos de sus usuarios en Internet.

Como empresa que, en su proceso de transformación actual, pretende centrar buena parte de su volumen de negocio en los servicios online, su imagen en lo que respecta al modo en que se preocupan por los datos de sus usuarios es un elemento fundamental en la ecuación que determinará el éxito de su futuro como empresa de servicios en la nube. No es de extraño, pues, que prácticamente todos los responsables y portavoces de la empresa hayan hablado al respecto en los últimos meses, afirmando en todos los casos que era necesario volver a ganarse la confianza de los usuarios. Así, por ejemplo, se han mejorado los sistemas de cifrado que emplean algunos de sus principales servicios (entre ellos Outlook.com, antiguo Hotmail). Pero no es sólo la seguridad de los particulares la que se ha visto comprometida: también los gobiernos e instituciones de muchos países han sido espiados por la NSA. Y para volver a ganarse la confianza de estos clientes (no olvidemos que, por volumen de facturación, suelen ser clientes de primer nivel), Microsoft ha abierto su centro de transparencia en Redmond, y abrirá próximamente otro en Bruselas. En dichos centros, Microsoft pretende demostrar a dichos clientes gubernamentales que sus soluciones de software y servicios no tienen puertas traseras y que, por lo tanto, sus datos están seguros. Para tal fin, los clientes interesados en auditar la seguridad que les ofrece Microsoft podrán, siempre cumpliendo unas condiciones muy determinadas, acceder al código fuente de dichas soluciones, para así verificar la ausencia de backdoors”.

Esta iniciativa, sin duda, puede ayudar a Microsoft a recuperar la confianza perdida por muchos gobiernos e instituciones, no sólo en la empresa de Redmond, sino en las empresas tecnológicas y de telecomunicaciones más afectadas por las filtraciones de Snowden. Sin embargo, sería todavía más de agradecer que, del mismo modo, también determinados representantes de la sociedad civil pudieran acceder a dicha información, con el fin de garantizar a los usuarios que sus datos no van a ser intervenidos. En cualquier caso, hay que reconocer el mérito de Microsoft de haber dado los primeros pasos, ahora cabe esperar que sigan por ese buen camino.

 

Imagen: Knight Foundation

No comments yet.

Deja un comentario