ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La plantilla de la compañía pasará a trabajar para Microsoft, que muestra un creciente interés por la participación en proyectos de código abierto

Microsoft cierra Open Technologies, su startup de código abierto

Hace tres años largos que Microsoft, cuyo CEO era entonces Steve Ballmer, abrió una startup dedicada al desarrollo de proyectos de código abierto, Microsoft Open Technologies. La comunidad dedicada al software libre lo vio como un paso positivo, y no cabe duda de que a lo largo de su corta trayectoria, el equipo que trabajaba en ella ha cumplido su objetivo: facilitar la colaboración de Microsoft con la comunidad de código abierto, así como trabajar con sus miembros en el desarrollo de tecnologías y herramientas open source. Pero los objetivos de Microsoft ahora, bajo el mando de Satya Nadella, son bastante distintos a los que tenía la compañía con Ballmer. Entre otras cosas, el desarrollo bajo estándares abiertos y la colaboración con la comunidad que se dedica al software libre están muy presentes en sus planes (un ejemplo de ello es la apertura de Visual Studio y .NET al código abierto, anunciada el pasado otoño). Por tanto, la existencia de Open Technologies de forma independiente carece de sentido, y se ha decidido cerrarla.

La noticia la ha comunicado el Presidente de Microsoft Open Technologies, Jean Paoli, mediante un post en el blog oficial de la compañía. En él se informa de que, debido a la rápida implantación de las tecnologías open source y las nuevas prácticas en desarrollo en el seno de Microsoft, es hora de cerrar la empresa y de que tanto su equipo como sus proyectos pasen a formar parte de la compañía. Es decir, la plantilla de Open Technologies no tendrá que buscarse otro empleo, ya que pasará a ayudar a los empleados del gigante de Redmond a profundizar en su trabajo en favor de los estándares abiertos. Y no estarán mano sobre mano precisamente, porque a día de hoy, los ingenieros de Microsoft participan en cerca de 2.000 proyectos de código abierto en GitHub y CodePlex. Además, está poniendo en marcha sus propias comunidades de desarrollo de software de código abierto a través de la Fundación .NET.

A lo largo de su historia, Open Technologies ha operado de forma independiente, aunque siempre ha ayudado a que Microsoft conectase con las distintas comunidades de código abierto dedicadas al desarrollo. Los proyectos que ha puesto en marcha o en los que ha participado han hecho posible que los desarrolladores que trabajan con diversas plataformas y lenguajes, como Linux o Java, lo tuviesen más fácil para acceder a Azure. Además, han colaborado con Microsoft para que la compañía pudiese llevar sus servicios y APIs a otros sistemas, como Android y iOS, y han llevado Office 365 a la plataforma de educación Moodle. Sus miembros han colaborado también en el desarrollo de los estándares HTML5, HTTP/2 y WebRTC/ORTC, y al avance de varios proyectos, entre los que están Apache Cordova y OpenJDK.

El objetivo más importante del equipo de Open Technologies, una vez estén integrados en Microsoft, será la puesta en marcha de la Oficina de Programas de Tecnología Abierta, cuya misión será escalar las prácticas y sistemas de trabajo que adoptaron en Open Technologies y extenderlas a toda la empresa. Además, esta división se encargará de proporcionar las herramientas y servicios necesarios a los distintos equipos de trabajo de Microsoft, para que puedan interactuar directamente con las comunidades de código abierto, poner en marcha proyectos Open Source, etc.

De todo esto se desprende que, aunque muchos vean el cierre de Open Technologies como un retroceso, la realidad es muy distinta. Esta compañía cierra para que su matriz, Microsoft, pise el acelerador en el desarrollo de proyectos de código abierto, y la integración de los ingenieros y desarrolladores especializados en ella será clave para su avance en este área.

No comments yet.

Deja un comentario