" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La compañía presenta una pulsera inteligente y una plataforma de salud

Microsoft entra en el campo de la salud con Band y Health

Apenas unas horas después de que apareciesen unas más que sospechosas apps en varias de las tiendas de aplicaciones para dispositivos móviles más populares, Microsoft ha hecho oficial lo que se había convertido en un secreto a voces: su pulsera cuantificadora inteligente Microsoft Band y la plataforma de control de actividad física Health.

La pulsera Microsoft Band está diseñada para permitir que su portador pueda medir y registrar diversos parámetros de su actividad física. Cuenta con GPS y 10 sensores capaces de medir, entre otras variables, la frecuencia cardiaca, los pasos dados, las calorías consumidas o la calidad del sueño. Pero no solo eso, ya que cuenta con varias funciones propias de un reloj inteligente, como la posibilidad de recibir notificaciones de llamadas entrantes en el teléfono con el que se conecta, avisos de eventos anotados en el calendario, nuevos mensajes de correo electrónico o SMS, así como acceso a actualizaciones en diversos perfiles de redes sociales. La pulsera también sirve como reloj, y permite consultar la previsión meteorológica o información bursátil. Es compatible Bluetooth 4.0 y, para sincronizarla con un smartphone sólo hay que instalar en él la app correspondiente a la banda, disponible en la tienda de apps correspondiente

Band puede utilizarse con smartphones con sistema operativo iOS (7.1 o superior), Android (versiones 4.3 o 4.4) o Windows Phone, aunque en el caso de estar conectados a uno con la versión 8.1 del sistema operativo de Microsoft, la pulsera cuenta con un extra: compatibilidad con Cortana, el asistente virtual de Microsoft. Así, su portador tiene acceso mediante la voz, y desde la banda, al correo, así como realizar diversas actividades, como la toma de notas de voz o la creación de nuevas entradas en el calendario. Además, es compatible con diversas apps, entre las que están las de Starbucks, Jawbone, MyFitness Pal y RunKeeper. Gracias a ellas, su portador puede recibir ofertas personalizadas en el caso de Starbucks o consultar desde la pulsera tablas de ejercicios mientras se hace deporte. Sus creadores esperan ampliar pronto el número de aplicaciones con las que Microsoft Band es compatible.

microsoft-band-health-01

Diseñada en color negro, cuenta con una pantalla TFT táctil a color de 1,4 pulgadas. La banda, fabricada en plástico, cuenta con una autonomía que ronda las 48 horas, y su batería de 100 miliamperios se carga en un tiempo inferior a la hora y media. Microsoft Band se pone hoy mismo a la venta en Estados Unidos por 199 dólares, aunque en cantidades limitadas, no cuenta con una fecha de salida en otros países.

En cuanto a Microsoft Health, se trata de una plataforma diseñada para recoger y almacenar los datos de tu actividad física, de forma que sus usuarios cuenten con acceso a datos como pasos dados, calorías consumidas o frecuencia cardiaca. Pero no sólo es compatible con Band, sino que también lo es con otras apps de salud o dispositivos, como UP de Jawbone, MapMyFitness, MyFitnessPal o Runkeeper. Para acceder a ella sólo es necesario descargar su app, disponible para Androis, iOS o Windows Phone.

En la plataforma Health quedarán registrados los datos de las diferentes apps y dispositivos inteligentes. Una vez almacenados, se pueden combinar para tener acceso a diversas estadísticas y datos, calculados por un motor diseñado específicamente para este servicio. Entre estos datos está la información de qué tipo de ejercicios consumieron el mayor número de calorías durante un entrenamiento, el tiempo de recuperación necesario basado en la intensidad de un periodo de ejercicio, o la cantidad de sueño que ha servido realmente para descansar y el que no.

Los desarrolladores de la plataforma esperan dotarle pronto de más prestaciones, como la posibilidad de combinar datos de ejercicio físico con información de calendarios y correo electrónico, así como con información basada en la posición. Además, el motor se volverá más inteligente a medida que cuenta con más datos. Así, será posible consultar información del rendimiento deportivo en función del horario de trabajo, si desayunar ayuda a correr más rápido, o si, por ejemplo, el número de reuniones del día impacta en la calidad del sueño.

No comments yet.

Deja un comentario