" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Con la colaboración de Microsoft, la fundación puede añadir a su programa la formación en disciplinas como la programación, la informática o la computación.

Microsoft y Fundación Real Madrid seguirán colaborando en educación tres años más

Desde que la Fundación Real Madrid iniciara su andadura en 1997 han pasado muchas cosas. Una de ellas sucedió hace tres años, con la firma de un convenio de colaboración con Microsoft en el ámbito de la educación. Entonces se trataba de fomentar el acercamiento de los niños a la tecnología y a las actividades vinculadas al aprendizaje de la computación y la programación, dentro del programa YouthSpark de los de Redmond, que cuenta con más de 1200 profesores “excepcionales” conectados entre sí y con los alumnos en todo el mundo.

Ahora, con más de 300 escuelas deportivas (en 2005 sólo eran 15) en 72 países, más de 40.000 niños y niñas en situación de vulnerabilidad beneficiados, ambas entidades han decidido continuar y ampliar el acuerdo con contenidos formativos destinados a proporcionar a los chicos un currículum con el que tener la oportunidad de acceder al mercado laboral en el futuro.

Hablamos de que muchos de estos niños y niñas viven en países con pocas o nulas posibilidades de acceder a trabajos dignos o a programas de estudios. En ese sentido, la Fundación Real Madrid activó en su momento las escuelas deportivas en colaboración con diferentes ONGs locales o instituciones religiosas, a las que dan soporte, buenas conocedoras estas de las problemáticas sociales y familiares a las que se enfrentan los niños. Buena parte de esos chavales acaban siendo atrapados por las maras y pandillas, metidos en la delincuencia, las drogas y la prostitución. A través del deporte, estas escuelas encuentran una forma de alejar a los niños de esos riesgos, sean chicos o chicas.

Con la colaboración de Microsoft, pueden añadir a su programa la formación en disciplinas como la programación, la informática o la computación, de forma que los chicos cuenten con una capacitación que les abra las puertas de un empleo digno con el que cambiar el rumbo de sus vidas. En ese sentido, tanto Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid, como Orlando Ayala, presidente de Mercados Emergentes de Microsoft Corporation, tocaron un punto especialmente importante durante la presentación a prensa de la renovación del acuerdo: que incentivar y formar parte de proyectos como este “da sentido a la vida”, especialmente cuando son los propios niños o sus padres los que muestran su agradecimiento por saber que su futuro ya no va a ser el de las drogas o la prostitución, como pasa con otros chicos y chicas de su entorno.

Durante los próximos tres años de proyecto conjunto se desarrollarán las actividades educativas destinadas a la formación deportiva y tecnológica de los niños, ampliando el campo de acción a nuevos países. Microsoft aportará al proyecto software, servicios cloud, dispositivos, contenidos formativos sobre tecnología y, por supuesto, una partida de financiación para que los centros locales puedan desarrollar con garantías las actividades previstas por la fundación.

Y como los modelos siempre son importantes, la fundación ha incorporado al proyecto a Marcelo, segundo capitán del Real Madrid. Tenemos entonces a un jugador conocido y reconocido en medio mundo y parte del otro, a quien muchos de esos niños admiran como futbolista y, ahora además como persona, gracias al tiempo que está dedicando a hablar con los niños y niñas, y a visitarles en los colegios. Todo un acierto.

No comments yet.

Deja un comentario