" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Invierten 40 millones de dólares en Vicarious, una empresa que quiere reproducir el cerebro humano

Musk, Zuckerberg, Kutcher y la inteligencia artificial

Mientras comentamos la última compra multimillonaria de Facebook, Oculus, tal vez no estamos viendo dónde está la verdadera inversión. Tres personajes más que conocidos en los círculos inversores tecnológicos acaban de reunir 40 millones de dólares para ayudar a la empresa Vicarious a avanzar en su proyecto de inteligencia artificial. Se trata de una compañía que, probablemente, no reportará beneficios a medio plazo, pero que puede cambiar el mundo algún día.

El planteamiento de Vicarious es muy ambicioso. Para avanzar en el campo de la inteligencia artificial están probando una aproximación diferente a la habitual: en vez de perseguir que el software «aparente» una inteligencia humana, están diseñando algo que piense y se comporte de forma humana. ¿Cómo? Empezando por la base, el objetivo de Vicarious es el de construir un software que funcione del mismo modo que el cerebro humano.

El «cerebro» es un objetivo a largo plazo y con posibilidades de éxito inciertas: es difícil hacer ingeniería inversa del cerebro humano y, por tanto, copiar algo que no comprendemos completamente. Sin embargo, sí que han llevado a cabo algunos avances que permiten resolver un captcha o interpretar los contenidos de fotos y vídeos de forma muy parecida a la que lo hace un humano. Es decir, que no se trata de un proyecto teórico, sino de algo que poco a poco va dando frutos. Y sus inversores no son filántropos deseosos de avanzar en el conocimiento, sino que esperan que las aplicaciones de esta tecnología les reporten beneficios. Se nos ocurren multitud de aplicaciones de una tecnología así para las compañías de los inversores: Facebook, Tesla, PayPal o SpaceX. Y un poco de inteligencia artificial podría mejorar los guiones de algunas de las películas de Ashton Kutcher (a excepción de Colega donde está mi coche).

A los nombres de Mark Zuckerberg, Elon Musk y Ashton Kutcher se unen muchos otros que han invertido a título personal o por medio de algún fondo inversor en el que participan. Entre ellos están Peter Thiel (cofundador de PayPal), Dustin Moskovitz (Facebook) o Vinod Koshla (cofundador de Sun Microsystems y creador de Java). Con estos nombres ilustres (y otros que ya habían invertido inicialmente) apoyando el proyecto, parece que se trata de algo más que una idea romántica que, por el camino, va dejando algunas herramientas útiles mientras el utópico objetivo de un cerebro humano simulado mediante software permanece lejano.

Foto: Blade Runner

No comments yet.

Deja un comentario