" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Puesto en marcha por la Linux Foundation, cuenta con el apoyo de compañías como Facebook, Google o Microsoft

Nace un proyecto para evitar el próximo Heartbleed

La ya trístemente famosa vulnerabilidad Heartbleed, que afecta a varias versiones del protocolo de seguridad OpenSSL, ha provocado un enorme caos online. Dado que dicho protocolo es utilizado por gran cantidad de webs y servicios en todo el mundo, se calcula que más del 60 por ciento de las webs se han visto afectadas en mayor o menor medida. No sólo eso, sino que también muchos teléfonos con sistema operativo Android lo están, tal como comentamos hace unos días. Mientras encargados de seguridad de compañías en todo el planeta, bloggers e internautas se afanan en tomar las medidas necesarias para corregir este fallo de seguridad, varias de las mayores compañías de tecnología se han aliado con la Linux Foundation para dar vida a una iniciativa que evite el próximo Heartbleed. Se llama Core Infrastructure Initiative, y su finalidad es financiar proyectos de código abierto relacionados con funciones críticas para el funcionamiento de los sistemas.

Entre las empresas participantes en esta iniciativa, que ya superan la docena están, entre otras, Google, Facebook, IBM, VMWare y Microsoft; además de fabricantes de hardware como HP, Dell, Qualcomm, Cisco, Intel y Fujitsu; y empresas dedicadas a los servicios en la nube, como Amazon Web Services y Rackspace. Cada una de ellas se ha comprometido a donar un mínimo de 100.000 dólares al proyecto durante los próximos tres años.

Linux Foundation será la entidad receptora del dinero, y los donantes son los que decidirán qué se hace con él, no los responsables de la fundación. Por descontado, dado que OpenSSL ha sido el protocolo afectado por Heartbleed, es lo primero que van a tratar de blindar los participantes en Core Infrastructure Initiative (CII), pero en la lista de elementos a blindar hay otros como ModSSL, PGP y OpenCryptolab. Las compañías que participan en el proyecto tienen la intención de reunirse con cierta regularidad para ver y establecer las prioridades y acciones a llevar a cabo, así como para analizar los proyectos que necesiten apoyo. Los participantes en el proyecto no quieren utilizar el dinero para cambiar el curso de los proyectos a los que se destine el dinero de CII. Únicamente desean proporcionar a sus desarrolladores la financiación necesaria para que puedan trabajar sin trabas económicas.

No comments yet.

Deja un comentario