ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Sube en cuanto a precio, pero también en prestaciones

Nest Cam IQ disponible ya en España

La firma Nest, conocida por su termostato inteligente, acaba de anunciar que ya está disponible para preventa en España su nuevo modelo de cámara de vigilancia de interior, Next Cam IQ. Se trata de la segunda generación de la cámara de vigilancia del fabricante, que se une a las ya existentes Nest Cam Outdoor y Nest Indoor. En este modelo se ha reforzado la circuitería interna, de forma que hay toda una serie de procesos que se realizan dentro de la cámara, sin depender de otras prestaciones que se logran al transmitir la imagen y tratarla en los servidores en la nube de Nest.

Con la experiencia lograda con la versión previa de cámara de interior, que permanece en el catálogo del fabricante, dentro se ha colocado un procesador de 6 núcleos y se ha reforzado la transmisión inalámbrica con la inclusión de 2×2 MIMO Wifi con soporte de 2,4 y 5 GHz. El fabricante ha optado por incluir la parte de audio, de forma bidireccional, de manera que la cámara es capaz de escuchar y transmitir nuestra voz a casa. Muy práctico en caso de tener niños o mascotas en casa, ya que no sólo podremos oír sus ruidos, sino enviar nuestra voz para calmar a la mascota o zanjar una discusión entre los niños. Con transmisión full dúplex, por lo que resulta tan natural como si estuviéramos manteniendo una conversación por teléfono. Para ello, cuenta con tres micrófonos, de forma que recoja mejor el sonido ambiente, así como realizar cancelación de ruido ambiente, junto con un altavoz en la trasera de la carcasa.

La cámara cuenta con un sensor de imagen de 1,25” que aporta una resolución de 8 megapíxeles y 4K colores, junto con HDR (High Dynamic Range, alto rango dinámico) y zoom con capacidad de hasta 12 aumentos. Este sensor opera con hasta 30 fps (tomas por segundo) con un ángulo de visión de 130º y permite ver en calidad Full HD 1080p. Alrededor de la cámara hay un par de potentes LED infrarrojos, que trabajan en la banda de 940 nm, para iluminar en condiciones de baja luminosidad ambiente, de forma que opera incluso en la oscuridad con similar calidad. Hay un led frontal que indica cuándo la cámara está activa, de forma que sea visible su estado y, de esta forma, conocer si se ha desactivado la vigilancia y podemos gozar de intimidad. Y una luz en el perímetro se activa durante las conversaciones. Su capacidad de zoom 12x hace que se logre obtener una detallada imagen del entorno. Además, la función Supersight hace que se detecte el movimiento en la estancia y automáticamente se use el zoom para seguir este movimiento, con lo cual tendremos el detalle de la persona que se mueve por la habitación. En la aplicación se muestra en grande la parte con zoom, mientras que con Picture In Picture (PIP, imagen superpuesta a la imagen) tenemos la visión global y podemos pasar de una a otra con facilidad. En la presentación se mostró el detalle de una grabación, y cómo ayuda a identificar al intruso con gran nitidez.

Con toda esta circuitería en su interior, Nest ha optado por alimentar la cámara directamente de la corriente eléctrica, sin baterías. Con lo que tiene de bueno, al no requerir (re)carga, pero también, por otra parte, que depende de suministro eléctrico para su funcionamiento. En ello puede haber pesado que, en caso de falta de corriente, tampoco funcionará el router Wifi que se encarga de recoger la señal y enviarla a los servidores. Así que no tiene mucho sentido recoger una información que no se puede almacenar y procesar remotamente. Con el cual se obtiene un registro 24/7 (24 horas, 7 días a la semana) de streaming, con alertas en caso de detectar movimiento (y que esté en modo activo).

Con todas estas mejoras, más algunos añadidos en cuanto a funciones desde la nube, el precio se ha incrementado hasta los 349 €, frente a los 199 € que cuestan los modelos anteriores, tanto la Nest Cam Indoor, como la Nest Cam Outdoor. Nest acaba de lanzar su tienda en español, a través de la cual adquirir sus productos directamente, además de contar con distribución en las tiendas de El Corte Inglés y MediaMarkt. Aunque con un precio por encima de la competencia, este modelo resulta un complemente ideal si le preocupa la seguridad y desea añadir a su equipamiento domótico un servicio con funciones avanzadas.

Aunque hay una gestión común desde una única aplicación Nest, por el momento no hay ningún intercambio de datos entre el Nest Smart Thermostat, su termostato, y la cámara. Pero, al menos no hay que instalar dos aplicaciones diferentes en el móvil. Y es que, además de la cámara en sí, hay funcionalidades que dependen de la nube de Nest y su capacidad de proceso. La Nest Cam IQ incluye 30 días de prueba gratuita de su servicio de suscripción. En modo de vigilancia, la cámara envía alertas al detectar movimiento, junto con un pequeño clip. Las transmisiones de datos se realizan de forma cifrada, AES 128 bits, mediante TLS y SSL. A resaltar que, dependiendo de la resolución elegida, la transmisión de datos llega a alcanzar cifras notables

Mientras que sin suscripción se logra consultar 3 horas de grabaciones, con la suscripción de alcanza los últimos 10 días. El precio de la suscripción es de 10€ mensuales (5 € más por cada cámara adicional), o de 100 € anuales. El servicio de suscripción, denominado Nest Aware, añade funciones avanzadas, como el reconocimiento de caras, de manera que se distingue entre personas conocidas, que se van dando de alta, y las desconocidas. El grupo de caras conocidas puede incluir tanto a los miembros de la familia, o incluso mascotas, parientes, amigos o vecinos. Y hay diversos ajustes de privacidad para que envíe alertas según las personas. De ésta manera se tendrá un aviso al llegar los hijos a casa, lo cual podrá desactivar el modo de vigilancia (o no). O saber cuándo llega la persona que pasea al perro. Y que, según quién llega, desactive automáticamente el modo de vigilancia. El sistema está ideado para que el usuario active o desactive la suscripción en cualquier momento, de forma que, por ejemplo, podremos activarlo un par de meses en verano, cancelar luego el servicio Nest Aware y volver a activarlo más adelante, siempre por periodos de un mes, y al mismo precio de 10€ por mes.

No comments yet.

Deja un comentario