ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El control de temperatura se mantiene en horarios y parámetros predefinidos

Nest lanza en España su termostato y cámaras inteligentes para el hogar

A partir de esta semana ya están disponibles en España los productos del fabricante Nest, la marca de domótica de Google, entre los cuales cabe destacar tanto su termostato inteligente como sus cámaras de vigilancia, un modelo de interior y otro de exterior. Según indicó en la presentación Lionel Paillet, director general de Nest en Europa, “ya había muchos usuarios en España, incluso en Europa, que usaban nuestros productos, aunque no estaban localizados en su idioma ni había un canal de venta oficial en su país”. Y es que, hasta hace poco, los productos Nest sólo estaban disponibles en siete mercados: EEUU, Reino Unido, Francia, Bélgica, Canadá, Irlanda y Países Bajos. A partir de ahora, los productos también están disponibles en Alemania, Austria, Italia y España. Así que los usuarios españoles podrán contar con el producto totalmente en castellano, así como servicios locales.

A los productos en sí, que cuentan con avanzadas prestaciones, cabe añadir una interesante oferta de servicios añadidos. Como la ayuda, mediante técnicos de calderas, para la instalación del termostato, o el almacenamiento de las imágenes de las cámaras de forma codificada en sus servidores centrales, o el funcionamiento de estos equipos en coordinación con otros productos de diferentes fabricantes. Y es que los productos Nest cuentan con un sistema denominado “trabaja con Nest” que hace que muy diversos fabricantes de otros productos, como luces, neveras, cerraduras, lavadoras, secadoras, cámaras y un largo etcétera que amplía las funcionalidades de los propios productos Nest.

La historia del fabricante Nest es un tanto peculiar. Nacida inicialmente como una startup visionaria, en 2010, por dos antiguos ingenieros de Apple, lanzó su termostato inteligente en 2011, cuando el empleo de técnicas de autoaprendizaje y control avanzado de la temperatura de casa resultaba pionero. El diseño llamó la atención de Google, que compró la empresa a principios de 2014, por un importe de 3.200 millones de dólares (unos 3.000 millones de euros). Bajo el paraguas del gigante de la informática, la empresa ha mantenido un funcionamiento independiente, y se ha expandido de forma notable.

Hasta ahora, muchos fabricantes dotaban a cada producto, o cada gama, con su propia App, ya que parece que no tiene apenas relación una cámara de vigilancia con el control de la temperatura. Por su parte, Nest ofrece una sola App para controlar todos sus dispositivos. Cada una con su apartado. Así no se necesita poblar el móvil con múltiples aplicaciones. La App ofrece la visualización de la imagen de la(s) cámara(s), la recepción de alertas, la programación a distancia o incluso, el uso como intercomunicador bidireccional, en el caso de las cámaras.

Termostato con autoaprendizaje

Una de las cualidades notables del termostato inteligente Nest, o su Learning Thermostat, como ellos mismos lo denominan, es su capacidad para funcionar sin que el usuario le programe. En base a sus sensores de proximidad, para detectar cuando hay alguien cerca del dispositivo, y tomando las indicaciones de temperatura sobre el propio elemento, el termostato “aprende” a gestionar la modalidad más adecuada para el hogar. El termostato cuenta con sensores de luz, de proximidad, de humedad y de temperatura. Y, además, se alimenta de todos estos datos, más información meteorológica de la zona, para anticiparse y mantener la temperatura más confortable para nuestra casa.

Frente a otros fabricantes de termostatos inteligentes, la operación del dispositivo es totalmente autónoma y no depende de su conexión al servidor central Nest. Esto hace que el control de temperatura se mantenga en sus horarios y parámetros predefinidos incluso si se corta el enlace con Internet. Además, es capaz de funcionar sin necesidad de programación, gracias a su sistema de Auto-Programa. Y que el comportamiento, su aprendizaje, esté gestionado internamente, sin depender de la conexión al exterior. Así que, al cabo de unos días, el termostato Nest sabrá los horarios y temperaturas adecuadas. Su tecnología True Radiant se encarga de calcular cuándo comenzar a calentar la casa para que se alcance la temperatura de confort en el momento deseado. Además, emplea la tecnología OpenTherm, para hacer un control modulado del calentamiento, en aquellas calderas de condensación compatibles.

El producto estándar consta de dos módulos, uno de control, con pantalla táctil y capaz de mostrar múltiples informaciones y otro que se conecta con la caldera. Esto facilita que el sensor de temperatura se coloque donde más convenga, como uno de los dormitorios o el comedor, en lugar de estar restringido al comedor, que es donde está el termostato convencional se coloca de forma habitual en la mayoría de los casos. La comunicación entre ambos módulos es inalámbrica, de manera que la situación del punto de control no está limitada por la disponibilidad de un cable para unirlos.

El módulo de control tiene un diseño atractivo, además de sólido, ya que consta de un cuerpo metálico, junto con un panel LCD color con un diámetro de unos 5 cm, y que con su resolución de 480 x 480 puntos hace que sea capaz de presentar múltiples informaciones de forma sencilla, a la vez que sirve para indicar manualmente el cambio de temperatura, o hacer ajustes en la programación, directamente y sin depender del smartphone. El sistema se comunica con el servidor Nest a través de la Wifi doméstica, si bien Nest tiene el compromiso de no compartir datos del usuario, ni sus ajustes ni su uso), con otras empresas. El Learning Thermostat de Nest se vende por un precio, IVA incluido, de 249 €.

Cámaras de vigilancia

En su oferta de productos, Nest ofrece un par de cámaras de vigilancia, una para exterior y otra para interior. El modelo de exterior, Nest Cam Outdoor (199 € IVA incluido), está preparado para soportar condiciones atmosféricas, como lluvia o frío. El modelo de interior, Nest Cam Indoor (199 € IVA incluido), está destinada a mostrar el interior de la casa en tiempo real. Ambas funcionan ya sea de día o de noche, ya que incorporan leds de infra rojos, calidad 1080p a 30 fps en la de interior, micrófono y sonido bidireccional. No sólo tienen un atractivo diseño, sino que son discretas, tienen una fácil instalación y únicamente necesitan una alimentación, aunque transmite el vídeo vía Wifi. Así que no sólo sirve para ver quién está en casa, o en la puerta, sino para comunicarse con ella. Por ejemplo, hablar con el mensajero que está en la puerta e indicarle el horario en que podrá entregar el paquete o calmar a la mascota que ladra en el salón.

Los dos modelos cuentan con un radio de imagen de 130 grados de amplitud, y funciones para hacer zoom digital sobre una parte, así como generar automáticamente grabaciones o enviar alertas al detectar movimiento en la estancia. Así podremos saber quién se ha movido en la estancia, o cuándo y quién llamó a la puerta. El registro de la imagen hace posible comprobar estos detalles posteriormente, incluso si no se atendió la alerta en su momento.

Servicios

Para muchas personas, la instalación de un sistema de estas características resulta complicado, así que Nest ha establecido una página que permite contactar con un especialista de tu zona para que se encargue de ello. Aunque cada profesional tiene su tarifa, Nest indica, por su experiencia en otros países europeos, que el coste de instalación será de unos 90 a 100 €, que es lo que cobra el instalador, ya que Nest no cobra ninguna comisión por el proceso y sólo se limita a ofrecer una lista de instaladores autorizados.

En el caso de las cámaras hay servicios adicionales de almacenamiento, de manera que se tengan las imágenes de un cierto periodo. El servicio adicional de suscripción Nest Aware, 10 € al mes o 100 € al año, almacena los datos, que suben y se guardan en forma encriptada para que sean privados y seguros, de manera que se recuperen imágenes de varios días hacia atrás.

Las soluciones Nest Energy Services aportan comodidad dentro del hogar y ayudan a gestionar el consumo de energía. Con Nest Safety Rewards, la compañía permite ahorrar dinero mediante la colaboración con diversos proveedores de seguros en el hogar. En España, los productos Nest están ya disponibles a través de sus distribuidores nacionales, que son Amazon, Media Markt y El Corte Inglés.

Trabaja con Nest

Uno de los aspectos más potentes de los productos Nest es que se dispone de un API que facilita el acceso a sus datos y permite expandir sus capacidades, o, enlazar su funcionalidad con otros dispositivos, aprovechando la información que ofrece los dispositivos Nest. Hay más de 20.000 desarrolladores, y unas 2.500 empresas, con una lista creciente de productos, incluso de primeras marcas que están trabajando, o han lanzado ya, diversos dispositivos preparados para trabajar conjuntamente con la información captada o suministrada por los elementos de Nest. Empresas como Philips, Whirlpool, Mercedes-Benz, LG, Osram, Amazon, Siemens, Bosch, o la propia Google están trabajando sobre la domótica creada por Nest.

La idea es crear un ecosistema, donde no se requieran múltiples programas, o aplicaciones, sino gestionar la información de forma coordinada entre diversos elementos del hogar inteligente. De hecho Weave, que está basado en IEEE 802.15.4 y Wifi 802.11 b/g/n, que Google adoptó como plataforma de comunicación para aplicaciones IoT, junto con Google Brillo, proviene de Nest Weave. En un intento por unificar tecnologías y plataformas, Google lanzó a principios de este año Google Things, que sustituye a Brillo, pero mantiene Wave como plataforma de comunicación entre los dispositivos IoT.

No comments yet.

Deja un comentario