" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Nikon reinventa su cámara mirrorless

Nikon 1 V3, evolución sin complejos

A las cámaras mirrorless se las acusa de estar acabando con la popularidad de las réflex. Al menos de las de gama de entrada, cuyas prestaciones se ven fácilmente igualadas con las de estos modelos, mucho más pequeños y manejables. No es de extrañar, por tanto, que los fabricantes renueven sus gamas en este competido segmento intentando mejorar todo lo posible.

Nikon acaba de presentar un nuevo modelo, Nikon 1 V3, que ha recibido un profundo cambio de diseño respecto a su predecesora. En la apariencia externa destaca, sobre todo, la ausencia de un visor electrónico integrado en el cuerpo. Esto hace que la cámara sea algo más compacta pero, a cambio, obliga a utilizar la pantalla o un visor de 2,3 millones de píxeles y que se acopla a la zapata de flash. Tanto el visor como el grip para mejorar el agarre son opcionales y se venden por separado.

Los cambios internos son también interesantes. Se incorpora un sensor con 18,4 megapíxeles y el formato CX de una pulgada que emplea Nikon para esta gama. La mayoría de sus competidores utilizan sensores de tamaño APS, más grandes y que, a priori, ofrecen más calidad. A cambio, las Nikon 1 son más compactas y sus objetivos también.

Nikon 1 V3 dispone también de un nuevo procesador de imagen, denominado Expeed 4A, que permite aumentar el rango de sensibilidades entre los 160 ISO y los 12.600 ISO, así como aumentar la frecuencia de disparo hasta las 20 imágenes por segundo con el autofoco contínuo activado.

El precio para Europa no está todavía disponible. En EEUU,  el modelo equipado con un objetivo 10-30mm, que equivale a un 29-87mm en fotografía de 35mm, cuesta unos 1.200 dólares,

No comments yet.

Deja un comentario