Orange Cash
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Se puede usar como monedero, para compras por Internet o enviar dinero

Orange se suma a los pagos móviles por NFC con algunas novedades

Casi se podría decir que Orange ha sido el último en unirse a la fiesta, pero quizá así ha tenido tiempo de observar los servicios de la competencia e introducir algunas interesantes novedades en su servicio de pago móvil por NFC, que ofrece en exclusiva para sus clientes, siempre y cuando tengan terminales compatibles y una tarjeta SIM NFC. En los últimos meses la compañía ha estado entregando tarjetas SIM NFC a sus nuevos clientes, así que cualquiera que se haya dado de alta recientemente en Orange seguramente ya dispondrá de esta tarjeta; si no es el caso se puede solicitar una nueva tarjeta compatible de forma gratuita. El sistema Orange Cash se usa únicamente a través de la SIM del teléfono: no admite los stickers o adaptadores de NFC, como sí hace, por ejemplo Vodafone.

Para comenzar a usarlo, una vez que se tienen tarjeta y teléfono compatibles, sólo hay que descargarse gratuitamente la aplicación y asociarle una tarjeta bancaria (Visa o Mastercard) de cualquier banco. El sistema después no conecta directamente con la cuenta bancaria para pagar, sólo usa los datos de la tarjeta bancaria para efectuar las recargas de saldo en la aplicación de pago como cualquier Wallet. Orange ya ha estado usando el teléfono como medio de pago en Valencia desde hace unos meses (y ha comenzado a implementarlo recientemente en Málaga) pero sólo enfocado a los pagos en el sistema de transportes de la ciudad.

Entre las novedades de este servicio están, además de efectuar pagos contactless en los más de 530.000 establecimientos españoles que disponen de TPV compatibles, la posibilidad de pagar en Internet mediante una tarjeta virtual y hacer envíos de dinero a otros clientes de Orange.

Pago móvil

Una vez que se ha asociado una tarjeta a la aplicación, recargar el saldo se hace en apenas tres pasos, uno de los cuales requerirá que se introduzca un pin. Todo el historial, tanto de pagos como de recargas, se archiva dentro de la app a modo de tickets virtuales, así que se puede añadir a sus ventajas el no necesitar cargar con los resguardos de papel de cada operación con tarjeta.

El sistema de pago no es muy diferente de los que ya se usan. Se aproxima el teléfono al TPV y se efectúa el pago. La aplicación permite seleccionar entre pedir siempre el pin para mayor seguridad o sólo en las compras de importe mayor a 20 euros. Según explica Javier Ramírez, director de Pagos y Banca móvil de Orange España, no es necesario abrir la aplicación antes de pagar, como en otros servicios, sino que se “despierta” automáticamente cuando se aproxima al TPV. Al funcionar como tarjeta monedero facilita tener un mayor control de los gastos, ya que cualquier compra se va a efectuar siempre contra el saldo que haya en la aplicación, no contra la cuenta bancaria.

VISA virtual para pagos por Internet

A la hora de hacer compras por Internet, una de las cosas que más resquemor producen es teclear todos los números de nuestra tarjeta bancaria, sin quedarnos muy tranquilos sobre dónde pueden llegar a acabar esos datos ni quién podría llegar a usarlos. Desde Orange Cash se pueden realizar pagos en Internet sin poner los números reales de nuestra tarjeta. Mediante una plataforma asociada a VISA, cada vez que se quiera comprar algo en la web se elige la opción pertinente (sólo hay tres: Enviar/Recibir; Recargar y Pagar online) y se teclea la clave. A continuación se genera una tarjeta virtual con una numeración aleatoria con una validez de 24 horas. Con los números, la fecha de caducidad y el CVV generados se puede realizar el pago a cargo del saldo que tenga el teléfono, igual que con cualquier tarjeta de crédito o débito normal y, si se desea, para mayor seguridad, eliminar la tarjeta en cuanto se haya realizado el pago, para que no se pueda usar.

Aunque la aplicación es gratuita, no tiene ningún gasto por parte de Orange, y tampoco existen comisiones por parte de VISA en ninguna de las operaciones, según ha confirmado Orange.

Envíos de dinero

El procedimento en este caso es igual de sencillo que en los anteriores. Sólo es necesario introducir el móvil de la persona a la que queremos enviar dinero y marcar el importe. Igual que en los casos anteriores la operación se hace a cuenta del saldo en Orange Cash. La única salvedad es que sólo se puede realizar entre clientes de Orange. Si la persona tiene instalada la aplicación en su móvil automáticamente se sumará el saldo en su cuenta Orange Cash; si no la tiene, le llega un mensaje invitándole a descargarla, ya que sólo puede gestionarse ese dinero por medio del servicio.

Comercialización y seguridad

Como inicio de la comercialización de Orange Cash la compañía regalará directamente 16 € a todos los clientes que comiencen a usarla, más 10 € de saldo gratis con la primera recarga de 20 € o más. Luego devolverán 2 € en las tres primeras compras por un importe de 15 € o superior que se realicen.

Según ha explicado Orange, el sistema ofrece una seguridad más robusta frente a ataques al tratarse de un elemento físico, local y único como es la SIM, sin que se guarden datos del cliente en ninguna gran base de datos junto a la de otros clientes, ni tampoco en la nube. Todos los datos del cliente y de la tarjeta bancaria que se guarden en la SIM van cifrados por Orange Cash directamente en el dispositivo.

El servicio ya está disponible para los clientes de este operador.

No comments yet.

Deja un comentario