" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Ha cubierto su objetivo de financiación en apenas media hora, estará disponible en tres colores y tendrá siete días de autonomía

Pebble Time, smartwatch con pantalla de tecnología e-paper a color

Casi dos años después del lanzamiento de su primer reloj inteligente con pantalla de tecnología e-paper (similar a la tinta electrónica), Pebble ha anunciado un nuevo modelo de smartwatch, el Pebble Time. Caracterizado por contar, igual que el original y su evolución, el Pebble Steel, con la nada despreciable autonomía de siete días (algo que hasta ahora ha sido una meta prácticamente imposible de igualar para el resto de fabricantes de relojes inteligentes), también cuenta con una pantalla de tecnología e-paper, pero en esta ocasión, en color. Su timeline también se ha rediseñado con respecto al modelo original, y está pensado para que su propietario tenga acceso rápido a lo más importante de su día a día.

Nuevamente, el lugar elegido para que este proyecto vea la luz ha sido la popular plataforma de crowdfunding Kickstarter, en la que la compañía fabricante del reloj, Pebble, solicitaba medio millón de dólares para seguir adelante con el proyecto. El plazo con el que contaban los seguidores del Pebble para financiar este proyecto era el habitual, 31 días, pero en menos de media hora, la cantidad pedida para financiar el proyecto se ha superado con creces. Hasta tal punto, que desde que he comenzado a escribir este artículo, no sólo se ha superado la cantidad objetivo, sino que ya se ha doblado la cantidad recogida. En efecto, el Pebble Time ya ha recaudado más de un millón de dólares. Y todo en poco más de media hora.

El nuevo Pebble Time integra un micrófono, lo que permite responder a mensajes de diversas aplicaciones (SMS, Hangouts, Gmail, Facebook Messenger, Whatsapp, etc) mediante la voz o tomar notas de voz y almacenarlas en el dispositivo. Además, está disponible en tres colores (negro, blanco y rojo) y es compatible con las más de 6.500 apps ya disponibles para el Pebble original. Además, es resistente al agua y puede personalizarse, ya que puede utilizarse con cualquier correa de 22 milímetros. Al igual que sucede en el modelo anterior, su pantalla no es táctil, y se maneja mediante tres botones situados en uno de los laterales de su carcasa, que es un 20 por ciento más fina que la del Pebble original (sólo tiene 9,5 milímetros de grosor). Su diseño es ergonómico y ligeramente curvado, para que resulte más cómodo llevarlo en la muñeca.

El cristal de la pantalla es Gorilla Glass, y su marco es de acero inoxidable. El reloj está acompañado por una correa de silicona, que puede cambiarse por otra en apenas 10 segundos gracias a un sistema de liberación rápida. Además, Pebble va a publicar los planos en 3D necesarios para poder imprimir y personalizar correas, cubiertas y bases de carga. El Pebble Time incluye un puerto inteligente para accesorios, gracias al cual los desarrolladores de hardware pueden crear sensores y correas inteligentes que se conecten directamente con el reloj y se encarguen de realizar diversas operaciones y mediciones.

Este smartwatch es compatible con iOS y con Android. En el caso del iPhone, funciona con un 4S o superior, siempre y cuando tenga instalada la versión 8 del sistema operativo iOS. En cuanto a Android, el Pebble Time funciona con cualquier smartphone en el que esté presente la versión 4.0 o superior de Android. Además, es compatible con algunos modelos de smartband, como las de Jawbone y Misfit, lo que le permite guardar los pasos que cuenten en el reloj.

Su timeline, que como hemos dicho ha sido rediseñado para mejorar la muestra de información a quien lo lleva puesto, organiza los mensajes enviados al reloj por las aplicaciones compatibles cronológicamente, en lugar de hacerlo separados por aplicaciones como en el timeline tradicional del Pebble y el Pebble Steel. Y sólo con un click en uno de los tres botones, se puede acceder directamente a las notificaciones relevantes del pasado, del presente o a las que contienen mensajes o actividades con información que se realizarán en el futuro.

El equipo responsable del nuevo timeline ha desarrollado también un nuevo sistema de carga dinámica y almacenamiento en caché de las apps, que las carga cuando se necesiten y hace que sea más sencillo abrirlas y acceder a ellas. Y al igual que con los modelos anteriores, los desarrolladores cuentan con una plataforma de desarrollo abierta, que permite la creación de aplicaciones específicamente para el reloj.

Los que lo deseen pueden contribuir a la campaña de crowdfunding de varias formas. Así, los más rápidos, que han contribuido con la campaña a través de una oferta especial, ya agotada, han pagado 159 dólares para conseguir un Pebble Time. En este momento es posible hacerse con uno por 179 dólares, con dos por 338, con cinco por 845, con diez por 1.690 por diez y con 30 (diez de cada color) por 5.000. Todos ellos llevarán grabada una inscripción en su parte trasera, que lo identifique como parte de la edición especial salida de la campaña de Kickstarter.

El Pebble Time, que tendrá un precio de venta definitivo de 199 dólares, comenzará a enviarse a todos los que hayan colaborado en la campaña de Kickstarter a partir del próximo mes de mayo. Por ahora, dicha campaña va camino de romper récords en Kickstarter. ¿Os acordáis de cuando os dije que ya había superado el millón de dólares al principio de este artículo? Pues ya pasa de 3.500.000 dólares. Y subiendo.

No comments yet.

Deja un comentario