" />
balanza-peso
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

En los trabajos sedentarios se requieren menos calorías, pero se consumen muchas más

¿Por qué engordan 7 kilos los que comienzan a trabajar en una startup?

Lo cierto es que no es ningún misterio. Se ha convertido en una costumbre que las startups ofrezcan un buen surtido de café y bollos gratis a sus empleados, como parte de su política de incentivos y motivación, pero también un truco para que los trabajadores quieran quedarse más tiempo. Si en el ámbito universitario estadounidense se hablaba del Novato 15, en referencia a las 15 libras (casi 7 kilos) que los estudiantes de primer año cogen a base de ponerse tibios de cerveza y pizza. El concepto salió del Campus y acabó metido en las startups, donde ya se hablaba del Google 15.

Eso fue hace poco más de una década. Pero los científicos, curiosos ellos, quisieron saber si ese efecto Google 15 era cierto y si seguía produciéndose. Así que realizaron una encuesta y vieron que el 69,07% sí que había cogido unos kilitos con el cambio de trabajo, sin embargo, el hallazgo más significativo de este estudio es la relación directa del engordamiento con el trabajo sedentario o, más concretamente, con el desarrollo de la informática.

Si tenemos en cuenta que en la década de los años 60 del siglo pasado, en EE.UU. el 50% trabajaba en cosas que implicaban cierta actividad física, aunque fuese moderada. Hoy esos empleos suponen menos del 20%, lo que da una idea de por qué el país tiene un problema de obesidad en el 65% de su población. Y es que aunque para mantener la escasa actividad física que realizamos necesitamos unas 100 calorías menos, lo cierto es que lo que comemos tiene ahora muchas más, llegando a una ingesta diaria media de 2.500 calorías que, en realidad no necesitamos. ¿Y a dónde va eso? Pues a formar un bonito flotador alrededor de nuestra cintura.

Quizá por eso, además de la oferta de golosinas y café gratis, estas empresas han comenzado también a incluir en su abanico motivacional alimentos algo más sanos y, junto al billar y el futbolín, un mini gimnasio. Merece la pena echarle un ojo a los gráficos que incluye la fuente original del artículo.

Fuente: The Hustle

No comments yet.

Deja un comentario