" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Reduce el coste de 45.000 dólares a sólo 400, transporte incluido

Proyecto MOM: una incubadora de bajo coste gana el premio James Dyson 2014

Cada año, las incubadoras salvan de la muerte a miles de bebés. Salvo en el tercer mundo, donde el coste de estas máquinas (unos 45.000 dólares por unidad) hace casi inviable acoger a todos los niños que nacen prematuramente. Las cifras de la OMS hablan de uno de cada diez niños nacidos antes de tiempo, y de un 75% de muertes que podrían evitarse sólo con disponer de una incubadora. El premio Dyson a la innovación de este año podría revertir esas cifras.

James Roberts, un joven graduado de la Universidad británica de Loughborough, ha creado un prototipo de incubadora de bajo coste inflable, plegable y con una batería que aguanta 24 horas en caso de corte de suministro eléctrico. La incubadora se infla manualmente y es capaz de calentarse mediante calefactores cerámicos. Tanto la temperatura como la humedad interior se pueden ajustar a las necesidades y tiempo de gestación del bebé. Si esos ajustes sufren algún cambio, una alarma avisa al personal sanitario. También dispone de una unidad de fototerapia para tratar bebés con ictericia neonatal. En total 400 dólares, incluida fabricación y transporte hasta el lugar donde se necesite.

La dotación económica del premio otorga 15.000 dólares a la Universidad de Loughborough y 45.000 para la creación de prototipos y fabricación masiva de estas incubadoras. Curiosamente, aunque estemos acostumbrados a ver incubadoras en los hospitales del mundo occidental y nos parezca simple y bien resuelta, lo cierto, tal y como apuntaba el propio James Dyson al hablar del proyecto MOM, ese mismo diseño resulta ineficiente e inutilizable en países en desarrollo y en zonas de desastre. Así que, con una “valentía desafiante”, James Roberts “ha creado algo que podría salvar miles de vidas”.

 

No comments yet.

Deja un comentario