Cabra doméstica
ZOOM
GALERÍA
1 COMENTARIO

Un estudio demuestra que las cabras domésticas tienen una excelente memoria a largo plazo

¡Qué buena memoria tiene el cabrón!

La verdad es que, el hecho de que un grupo de científicos de la Universidad Queen Mary, en Londres, haya descubierto que las cabras tienen más y mejor memoria de la que se pensaba, no nos sorprende tanto como el que se haya realizado ese estudio. Pero ya que se ha hecho público, os contaremos cómo es eso de la memoria de las cabras.

Los investigadores dedicaron su tiempo a entrenar un grupo de doce cabras domésticas para localizar una recompensa (comida, obviamente) dentro de una caja en dos pasos. Primero debía darle a una palanca con la boca y, luego, levantarla para tomar su delicatessen cabruna. Nueve de las doce cabras lograron aprender el truco con éxito, la mayoría al duodécimo intento. Pasado un mes repitieron el reto y, diez meses después volvieron a hacerlo. En ambos casos, en apenas dos minutos las cabras abrieron la caja y se comieron su premio. Para los científicos, esto es la prueba fehaciente de su excelente memoria a largo plazo.

Pero además de memoriosas resulta que son independientes (al menos esas nueve). Durante el proceso de entrenamiento, a algunas de las cabras se les dejó ver cómo lo hacían sus compañeras, sin embargo, no aprovecharon la oportunidad de aprender de sus compañeras, ya que tanto las que vieron cómo se hacía como las que no, tardaron lo mismo en completar el entrenamiento. Según los investigadores, esto prueba que las cabras “prefieren aprender por sí mismas”. Dicho así parece que la decisión de no aprender de vista fue de las cabras. Lo cierto es que con el mismo dato también podrían haber llegado a la conclusión de que estos bichos no tienen el menor interés por lo que hacen las otras cabras, que son ciegas a los spoilers, que son incapaces de aprender si el premio se lo lleva otra o que, simplemente, no se coscan a menos que lo hagan ellas.

Sea como sea, los científicos piensan que esa memoria tan buena y su independencia intelectual son la base del éxito evolutivo de estos animales. “Creemos que carecen de formas sociales de aprendizaje, debido a que los mecanismos simples e individuales son probablemente más eficientes para su supervivencia y éxito reproductivo”, indica Elodie Briefer, coautora del trabajo. Ahora quieren ir un paso más allá y repetir el experimento con cabras salvajes, para probar si estas habilidades son en parte las responsables de la increíblemente buena adaptación de las cabras a entornos hostiles y su colonización de nuevos espacios. Según Briefer: “Las cabras salvajes podrían ser mejores resolviendo el ejercicio que las domésticas debido a su necesidad para adaptarse al medio salvaje, en cambio, serían peores si el miedo a lo nuevo las retrajese”. El único problema que le ven a esto es que “experimentar con animales salvajes a veces resulta imposible debido a que están poco habituados a la interacción con humanos”, así que es posible que no conozcamos una segunda parte de este estudio, uno sobre la buena memoria de los cabrones salvajes.

Fuente: Agencia Sinc

Imagen: Wikimedia Commons. De dominio público cedida por George Chernilevsky

One Response to ¡Qué buena memoria tiene el cabrón!

  1. Cesar 27 Marzo, 2014 at 15:32 #

    Como me recuerda a “Los hombres que miraban fijamente a las cabras”

Deja un comentario