" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Una app para controlar tu consumo de cafeína, y su incidencia en tu descanso

Que el café no te quite el sueño

Una frase que define muy bien a mi pareja es «sin café no doy los buenos días» y, hasta hace poco tiempo, a mí me pasaba lo mismo. El café se ha convertido en la gasolina a la que, muchos de nosotros, recurrimos día a día para aguantar todo lo que hay que hacer. Por razones que ya he comentado en anteriores ocasiones, en verano de 2013 me tuve que despedir de algunos placeres, y la cafeína está entre ellos, aunque he de confesar que, de vez en cuando, tenemos algún encuentro furtivo, en el que revivimos la pasión de todos nuestros años de relación. El caso es que, a diferencia de lo que ocurría hace unos meses, cuando me consideraba (ojo, observa que digo que es lo que yo pensaba, no que fuera la realidad) inmune a la cafeína, ahora un simple café «con» tiene un efecto evidente en mí. El problema es que, aunque yo no era consciente de ello, ahora me doy cuenta de que también lo tenía (aunque no tan acusado, claro) hace un año. Y esto es algo que ocurre a muchas personas que toman café (y otros productos excitantes como te, chocolate, etcétera): no son conscientes del modo en que dichos productos repercuten en su día a día o, para ser más exactos, en sus noches. Esto es algo que tiene una solución muy sencilla: la app UP Coffee te ayuda a controlar tu consumo de café y su incidencia en tus horas de sueño.

Disponible por ahora sólo para iOS, su manejo es extremadamente sencillo: una vez instalada, sólo tendrás que introducir algunos datos tuyos (también puedes conectarla con tu cuenta UP, si dispones de la pulsera de seguimiento de Jawbone) y, a partir de ese momento, anotar en el programa cada ocasión en la que tomas una bebida excitante. Cuenta con un menú en el que podrás encontrar cafés «estándar» (esto incluye, por ejemplo, la mayoría de bebidas de Starbucks), infusiones, refrescos de cola y de otros tipos, etcétera. Como verás en la app, esto se irá añadiendo a una botella con dos marcas: una superior que indica el extremo que no deberías cruzar si no quieres acabar subiéndote por las paredes, y otra inferior, por debajo de la cual estarás en condiciones ideales para irte a la cama. Para tal fin, necesita saber tu sexo, edad, tolerancia a los excitantes y, algo importante, la hora a la que te sueles acostar. De esta manera, y especialmente tras dedicar unos días a ponderar la información que te da la app y contrastarla con tus propias sensaciones, podrás encontrar el equilibro entre seguir disfrutando del café, sin que éste te quite, literalmente, el sueño.

 

Imagen: Eziquel (zick) Boita

No comments yet.

Deja un comentario