" />
Vehículo militar autónomo
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

EEUU prueba vehículos autónomos para atravesar territorio enemigo sin bajas

Robots de guerra

Las cosas en sí no son ni buenas ni malas. Todo depende del uso que se haga de ellas. Este es el caso de los vehículos autónomos. En los últimos años hemos presenciado el avance de coches capaces de circular de forma autónoma. La idea, en principio desarrollada pensando en las ciudades, ha pasado ahora al campo de lo militar. Así, el ejército de los EE.UU. está probando el sistema con vehículos como camiones de transporte o tanques, que eliminen al soldado de la cabina de conducción. No se trata, como en el caso de la mayoría de los drones, de ser controlados remotamente. La investigación civil ya avanzó un vehículo capaz de responder con cierta «inteligencia» ante un repentino obstáculo o un peatón despistado. La ingeniería militar está haciendo lo mismo, pero enfocado en responder a los asaltos y ataques que se producen en los camiones de suministros en territorio de guerra.

La empresa responsable del desarrollo, Lockheed Martin, ha probado con éxito el sistema con vehículos tácticos sin conductor en condiciones de extrema complejidad: peatones atravesando la carretera, vehículos en sentido contrario, obstáculos, intersecciones, rotondas, etc. Los vehículos van equipados con un software denominado AMAS (Sistema Aplicado de Movilidad Autónoma) que, junto con un equipo GPS y un sensor LIDAR, un sutil radar de alto rendimiento que usa tecnología láser para detectar el entorno y guiar el vehículo.

El conjunto de software y hardware funciona como un kit y, según Lockheed Martin, se puede instalar en prácticamente cualquier vehículo. La única diferencia está en la hostilidad del entorno y el destino final de los equipamientos de conducción autónoma.

Programar una ruta mediante GPS no es nuevo ni complicado. Incluso el manejo a distancia de drones ha alcanzado grados de precisión asombrosos. Los errores en este sentido son más dramáticos según quién gestiona esa tecnología. No es lo mismo que el dron de Amazon calcule mal y le deje el paquete a tu vecino en lugar de a ti, que un dron del ejército dispare a un terrorista y, de paso, a todos los niños de una escuela cercana. Claro que no se puede decir que antes de los drones los soldados estadounidenses (de ningún bando, realmente) se hayan destacado por no atacar civiles gratuitamente.

Con los vehículos autónomos pasa igual. La misma tecnología que asistirá a los conductores para llevarlos a salvo a su destino, incluso echando una cabezadita al volante, será la que transporte provisiones y municiones a través de territorio enemigo sin sufrir bajas humanas, pero también la que lleve vehículos de combate autónomos al frente, a las ciudades, a los poblados para luego, sólo disparar.

Imagen de portada: Lockheed Martin 

No comments yet.

Deja un comentario