" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Está preparado para avanzar a otros niveles, hasta el último paso, que es aprender a trabajar con JavaScript

Root: cómo enseñar a programar a niños de 5 años

Es cierto que todo va muy deprisa, demasiado quizá. No vendría mal que los expertos en física cuántica indagaran si esta aceleración de los tiempos no es sólo una percepción subjetiva, sino realmente el efecto de una caída en picado a no se sabe dónde. Disquisiciones aparte, los tiempos que vienen reclaman que el aprendizaje de lo que será, empiece casi desde la cuna. Los lenguajes de programación no aspiran a enseñarse en la Universidad, sino a formar parte de las capacitaciones de los niños desde muy temprana edad. Va a ser la única forma de saltar una brecha que ya está dejando atrás a muchos. Para 2024 se espera que se requieran más de un millón de puestos de trabajo en programación, pero actualmente sólo uno de cada cuatro colegios (al menos en EE.UU.) está enseñando programación.

Se espera que en los próximos 20 años la robótica forme parte de la vida de las personas, incluso que muchas de las profesiones que hoy son desempeñadas por humanos estén a cargo de máquinas con inteligencia artificial. Construir robots, programarlos, dotarlos de capacidad de aprendizaje… serán tareas en principio en manos de personas de carne y hueso, pero que podrían llegar a ser capacidades robóticas. Mientras eso llega o no, investigadores del Instituto Wyss, de la Universidad de Harvard han desarrollado un robot llamado Root, destinado a enseñar programación a niños de 5 años.

https://www.youtube.com/watch?v=FLoEKmJ9Qvw

Según explica Raphael Cherney, investigador asociado de Wyss, actualmente escribir código es un proceso bastante abstracto, sin relación con el mundo real, que se hace desde el teclado de un ordenador. Lo que hace Root es aproximar la definición de código a la vida real de una forma divertida y accesible para los niños, incluso cuando no se tiene ninguna experiencia previa se puede llegar a programar un robot en pocos minutos, según Cherney.

Todo se maneja desde una tablet, mediante una interfaz my sencilla denominada Square. Root tiene forma hexagonal y unas dimensiones similares a las de una alfombrilla de ratón, dispone de sensores de luz y color, y parachoques para protegerse de las colisiones mientras los niños aprenden. Básicamente, cada comando que se acciona en la tablet, tiene una manifestación instantánea en Root, por lo que el aprendizaje es mucho más rápido e intuitivo. Los pequeños encadena secuencias “if” en la pantalla táctil con sólo mover los iconos de cada acción.

Las posibilidades de Root no se limitan a los niños de 5 años. Está preparado para avanzar a otros niveles, hasta el último paso, que es aprender a trabajar con JavaScript.

Fuente: Universidad de Harvard

Más información: Instituto Wyss

No comments yet.

Deja un comentario