" />
Lugar primario de aterrizaje de Philae
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

El lugar "J" cumple la mayoría de los requisitos para garantizar el éxito de la misión

Rosetta ya sabe dónde aterrizar

Paso a paso se van recorriendo todos los hitos de una de las misiones científicas más importantes de los últimos tiempos. Y hoy ha sido el momento de conocer el lugar donde la sonda Rosetta tiene previsto, el próximo 11 de noviembre, hacer aterrizar el módulo Philae junto con todo su arsenal de mediciones científicas. El lugar, denominado “J” y situado en la cabeza del cometa, ha sido designado por unanimidad al considerar que reunía el máximo de requisitos, tanto de seguridad para el aterrizaje de la sonda como en la trascendencia de las muestras a analizar. Los científicos de la misión coinciden en que el lugar “J” ofrece importantes posibilidades para acceder al núcleo in situ.

Según señala Jean-Pierre Bibring, investigador principal del CIVA, uno de los instrumentos con los que cuenta Philae, diseñado por el Instituto de Astrofísica Espacial de Orsay, Francia: “El sitio J, en particular, nos ofrece la oportunidad de analizar un material virgen, describir las propiedades del núcleo y estudiar los procesos que impulsan su actividad.” Aunque el lugar “J” se ha revelado como la mejor opción para el aterrizaje y toma de muestras de Philae, los científicos no quieren dejar nada al azar y han designado varios emplazamientos “de seguridad” más. Uno de ellos, el lugar “C”, está situado en el cuerpo del cometa, sin tantas ventajas como el “J”, pero el segundo en la lista de candidatos a suplirle en caso de que se presente algún imprevisto.

Es la primera vez que un satélite artificial se aproxima tanto a un cometa y logra fotografiarlo en detalle. Por esta razón, hasta que el pasado 6 de agosto Rosetta no tomara las primeras imágenes en alta resolución del cometa en proximidad (a 100 km de distancia del cometa), no se pudieron analizar todos los datos para identificar el sitio “J”. Ahora, cuando la sonda se encuentra a 30 km de distancia del cometa, los datos enviados permitirán ajustar los últimos pasos de la misión. Se trata de un momento único. Un proyecto que dura ya más de 10 años y en la que los científicos tienen puestas muchas expectativas. A partir de que Philae se ancle con éxito en el cometa y empiece con la toma y análisis de muestras, comenzará la segunda y determinante parte de la misión: encontrar las respuestas al cómo de la formación del Universo y al por qué de la vida en la Tierra.

Fuente e imagen: ESA. En la foto, lugar primario seleccionado para el aterrizaje del módulo Philae.

No comments yet.

Deja un comentario