" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La app de Iberia.mobi estará disponible en las próximas semanas

Samsung e Iberia: tarjeta de embarque en la muñeca

Primero fueron los los ya casi desaparecidos asistentes personales digitales (PDA), después los smartphones, más tarde las tablets, a continuación los phablets y en último lugar, al menos de momento, los smartwatches. El caso es que si sumamos toda la electrónica que llevamos encima cualquier día al salir a la calle, nos podrían convalidar 2º de Transformer. Y, aunque sus funciones han ido ampliándose poco a poco pero de manera imparable, todavía hay muchos usos que están, bien por descubrir, o bien por ser llevados a la práctica. Así que cada noticia en este sentido es, siempre una buena noticia. Y si, además, es una novedad que repercute directamente sobre actividades particularmente tediosas y las hace más sencillas, mejor que mejor. Y tal es el caso del acuerdo firmado por Samsung e Iberia, para que las tarjetas de embarque estén disponible en el Samgung Gear 2 del fabricante coreano.

Hace algo más de un mes supimos de la llegada de un acuerdo similar, suscrito entre Sony y Vueling y Sony, que también pertenece al grupo IAG, por el que es posible tener la tarjeta de embarque, en formato de código bidi, con el que se elimina la necesidad de llevar una copia impresa del documento. Este será el mismo sistema de funcionamiento, y dado que ambas aerolíneas forman parte del mismo grupo, cabe suponer que empleen un desarrollo similar para tal función, y que sea el mismo que se podrá encontrar en los sistemas de reserva del grupo IAG.

Las tarjeta de embarque son, sin duda, un elemento cuanto menos cuestionable. Por una parte, se supone que sirven para filtrar el acceso a las zonas de embarque de los aeropuertos, si bien basta con comprobar la laxitud con la que son revisadas para ver que no debe ser difícil hacer una réplica con Paint que «de el pego». Por otra parte, el acceso a los aviones es siempre nominal, y hay que mostrar un documento identificativo (DNI, pasaporte, etcérera). Está claro que es necesario un sistema para filtrar el acceso a la zona de embarque, pero es probable que intensificar el rigor del control de las tarjetas de embarque impresas sin aumentar los medios (humanos y materiales) daría lugar a cuellos de botella inasumibles por en un aeropuerto moderno.

Por otra parte, la eliminación de la tarjeta de embarque impresa, y su sustitución por una electrónica (que algunas empresas ya ofrecen para smartphone, aunque con un funcionamiento todavía deficiente), sí que vendría a solucionar este problema, de combinarse con sistemas de control de acceso automático, que sólo permitieran el paso tras leer una tarjeta en este formato. Además del ahorro que supondría, por no mencionar la de papel que dejaría de desperdiciarse. Y, eso sí, acabar con el negocio que algunas low-cost como Ryanair hacen con la impresión de tarjetas directamente en el aeropuerto.

 

Imagen: Iberia

No comments yet.

Deja un comentario