" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Es compatible 3G, lo que permite hacer y recibir llamadas desde el reloj, sin necesidad de utilizar un teléfono móvil

Samsung Gear S, smartwatch con Tizen y pantalla curvada

Samsung se ha unido a los fabricantes que comienzan a presentar sus novedades unos cuantos días antes del comienzo de IFA con la confirmación oficial de su nuevo smartwatch: el Gear S. Caracterizado por integrar una pantalla táctil curvada Super AMOLED de dos pulgadas, lleva Tizen como sistema operativo, y además de poder conectarse a redes WiFi, es compatible 3G, por lo que puede realizar diversas funciones propias de un smartphone, como hacer y recibir llamadas, sin estar conectado a un teléfono. Gracias a su tecnología S voice, permite realizar diversas tareas directamente con la voz.

Los usuarios de este reloj inteligente recibirán en pantalla notificaciones y mensajes de todo tipo de aplicaciones compatibles, como actualizaciones de estado de redes sociales o correos electrónicos, a los que se accede sólo con un toque. El reloj cuenta con un teclado en pantalla, con el que se puede responder a los mensajes recibidos sin la intervención de un smartphone, con el que el Gear S se conecta a través de Bluetooth. Entre sus funciones incluye la navegación con instrucciones paso a paso para rutas a pie, gracias a la integración del servicio HERE, y cuentan con diversas apps preinstaladas, como fastFT, del Financial Times, con el que el usuario cuenta en el reloj de un servicio de noticias relevantes. En cuanto a Facebook, su propietario puede ver actualizaciones de estado en la red social, así como responder a ellas.

El Samsung Gear S cuenta con diversos sensores y un GPS, así como con las funciones de seguimiento y control de la forma física S Health de Samsung. Con ellas se pueden medir desde la distancia recorrida por el portador del reloj a las calorías consumidas, así como la velocidad a la que se desplaza o el tiempo empleado en realizar un determinado ejercicio físico. El smartwatch también integra la app Nike+ Running, que registra datos de la actividad deportiva realizada sin necesidad de la intervención de un smartphone.

Este smartwatch, que también dispone de un reproductor de audio y de un sistema de ahorro de energía, integra un procesador de doble núcleo a la velocidad de 1 GHz, así como 512 Mb de memoria RAM, y cuenta con 4 GB de espacio de almacenamiento interno. Además incorpora acelerómetro, giróscopo, brújula, medidor de la frecuencia cardiaca, luz ambiental y barómetro. Cuenta con una batería de 300 miliamperios, que le porporciona una autonomía aproximada de dos días. Por ahora se desconoce su precio, y estará disponible a partir del próximo mes de octubre.

No comments yet.

Deja un comentario