" />
ZOOM
GALERÍA
1 COMENTARIO

Una réflex APS-C con sensor y AF muy avanzados

Samsung NX1, una réflex para preocupar a Canon y Nikon

El mercado de las cámaras réflex digitales (DSLR, Digital SLR o Digital Single Lens Reflex) es, con permiso del resto de honrosos competidores, cosa de dos: Canon y Nikon. Los demás luchan por el tercer puesto del podio, y es una batalla muy reñida. Uno de los que más méritos ha hecho recientemente es Sony, con modelos muy interesantes en varias gamas y algunas de las CSC de más éxito. Olympus y Pentax parecen alejarse del tercer lugar y, ¡oh! parece que llega un nuevo competidor casi por sorpresa: Samsung.

El gigante coreano ya es el mayor fabricante del mundo de cámaras si tenemos en cuenta que vende cerca de 30 millones de smartphones al mes, y cada uno de ellos incluye una cámara trasera y una frontal. Desde hace unos años, Samsung está creando modelos de cámaras muy innovadores en distintas categorías. Y tras interesantes pasos anteriores con las cámaras de objetivos intercambiables NX10, 20 y 30, ahora llega la Samsung NX1, una cámara con lentes intercambiables de formato APS-C que no tiene prácticamente nada que envidiar a ninguna de las propuestas de Canon, Nikon o Sony, y sí mucho en lo que las supera. Con claridad.

No es una réflex en el sentido estricto del término, ya que carece del espejo situado entre la lente y el sensor así como del pentaprisma de la parte superior. En su lugar tiene una construcción muy parecida a la de una cámara CSC, pero cuenta con una pantalla trasera táctil Super AMOLED de 3″ abatible y un visor electrónico con 2.36 Mpix y una bajísima latencia de 5 ms que está dentro de la «joroba» donde en una réflex estaría el pentaprisma y el visor. El sensor que incorpora la Samsung NX1 tiene 28.2 Mpix y es de tamaño APS-C, esto es, que tiene un factor de multiplicación respecto a los Full Frame de 1.5x y, lo más interesante, emplea tecnología BSI-CMOS.

Mejor sensor y mejor AF

Esta sopa de siglas quiere decir que en la parte delantera del sensor, la que recibe la luz, sólo se encuentran los elementos captadores de luz. Toda la «fontanería» necesaria para conectarlos al resto de la cámara, el cableado interno, está por la parte trasera. Esto hace que los elementos de captación, los fotosensores, reciban más información que en otro tipo de tecnologías. En igualdad de condiciones técnicas, los sensores BSI-CMOS son más eficientes y sensibles que el resto de sensores. ¿En qué se traducirá esto? En que los 28.2 megapíxeles de esta cámara deberían rendir tan bien como sensores de mayor resolución fabricados en tecnologías inferiores, y en que su sensibilidad en condiciones de baja iluminación será mejor.

Otro de los puntos más destacables de la NX1 es su sistema híbrido de autoenfoque con nada menos que 205 sensores de detección por detección de fase y 209 sensores por detección de contraste que cubren el 90% del fotograma. Esto quiere decir que prácticamente toda la superficie de la imagen final dispone de sensores para ayudar a enfocar el objetivo. Y no unos pocos puntos colocados en cruz en el centro del cuadro. La velocidad de disparo en ráfaga es de 15 imágenes por segundo ¡y con el autoenfoque trabajando! Para ayudar en esta tarea, la NX1 dispone de un iluminador para el enfoque automático que proyecta un patrón geométrico que alcanza los 15 m de distancia. De esta forma la cámara «pinta» este patrón sobre los objetos a los que está apuntando para ayudar el enfoque. Este conjunto representa un logro realmente espectacular, al que ayuda que esta cámara no tiene un espejo «réflex» que levantar y bajar en cada foto así como a su potente autoenfoque, pero eso, que explica este rendimiento, no lo hace menos impactante.

Samsung-NX1-with-50-150MM

Vídeo con calidad 4K

Para ponerse a la altura de las mejores cámaras de objetivos intercambiables del momento, es capaz de grabar vídeos en 4K con un códec H.265 (que consigue la misma calidad que H.264 en mucho menos espacio) y de entregar vídeo 4K con calidad 4:2:0 a través de la salida HDMI. En pocas palabras, el estado del arte actual. El cuerpo de la NX1 está fabricado en magnesio, un requisito casi imprescindible en cámaras semi-profesionales y básico en modelos profesionales. Para completar este pedigrí de «cámara seria» dispone de un panel LCD en la parte superior derecha, junto al botón de disparo, que muestra los ajustes principales de la cámara (velocidad, diafragma, ISO, fotos restantes, nivel de batería, compensación de la exposición, etc.).

El sensor puede trabajar con sensibilidades ISO desde 100 hasta 51200 o en modo automático. Los modos de disparo son los clásicos Auto, A, S, P, Manual, Personalizado o Inteligente (Smart), además de un buen número de modos de escena para situaciones concretas. El cuerpo de la cámara no dispone de estabilización de imagen pero sí de una gran variedad de sistemas y configuraciones para el autoenfoque: por detección de contraste, por detección de fase, multiárea, central, de punto único, seguimiento, autoenfoque sencillo o continuo, por selección de un punto en la pantalla táctil, detección de caras o Live View, además del enfoque manual, claro está.

Dispone de zapata para flashes externos, aunque también cuenta con un flash interno con número guía 11 a ISO 100 y sirve para controlar de forma inalámbrica otros flashes de Samsung. También tiene conexiones USB 3.0, microHDMI, WiFi B/g/n/ac y Bluetooth. El cuerpo es resistente a salpicaduras de agua y a polvo y emplea tarjetas SD. Existe un grip opcional para sujetar mejor la cámara y ampliar la duración de la batería con la segunda batería que contiene la empuñadura.

Objetivos a la altura

La montura que emplea esta cámara se llama como la familia de cámaras: Samsung NX. Ya existen más de 20 lentes para esta montura, aunque el lanzamiento de la cámara Samsung NX1 irá acompañado del segundo modelo de la gama NX S de lentes profesionales de este fabricante: el objetivo 50-150 mm f/2.8 S ED OIS. Una lente con estabilización óptica y distancia focal equivalente en 35 mm de 77-231 mm con apertura fija 2.8 en todo el rango. Este tipo de zoom, es un clásico en los catálogos de Canon, Nikon, Sony y el resto de fabricantes de DSLR, en este caso es resistente a salpicaduras y polvo y tiene un diámetro de filtro de 72 mm. Sus características hacen que pueda mirar, de igual a igual, a los zoom 70-200 equivalentes de sus competidores y es de esperar que los resultados fotográficos estén a la altura de la lista de características.

El otro integrante de la por ahora reducida gama de objetivos NX S de Samsung es la lente 16-50 mm f/2-2.8 S ED OIS, también con estabilizador óptico y diámetro de filtro de 72 mm. Su distancia focal equivalente en formato 35 mm es de 24.6-77 mm. Ambos objetivos son la respuesta de Samsung a los dos zoom profesionales más demandados en el mundo réflex profesional: 24-70 mm y 70-200 mm (que en la serie NX S tienen los rangos 24.6-77 mm y 77-231 mm).

Se espera que Samsung empiece a comercializar la NX1 a finales de octubre. Por ahora se sabe que el cuerpo se venderá por 1499$ (unos 1499€ al cambio habitual) y habrá un pack por 2799$ (previsiblemente la misma cantidad en euros en Europa) que incluirá el objetivo 16-50 mm f/2-2.8, un grip, una batería adicional y un cargador externo.

Desde luego, sobre el papel la nueva Samsung NX1 tiene todo lo necesario para estar a la altura si no por encima de lo que ofrecen sus competidores. La única forma de conocer sus posibilidades es ponerla a prueba, y eso es lo que haremos tan pronto haya unidades disponibles ¡no nos pierdas de vista!

Samsung-50-150MM

One Response to Samsung NX1, una réflex para preocupar a Canon y Nikon

  1. Anselmo Sanchez 16 marzo, 2017 at 2:19 #

    Desearía comprar una NX1 en Costa Rica, cómo haría para tenerla en mi mano y probarla?.

Deja un comentario