" />
ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

La adquisición pondría a Samsung en posición de competir con Apple y Google en este sector

Samsung ultima la compra de SmartThings

Hace unas semanas, en la keynote de Google IO, terminamos de ver claro que el futuro inmediato del sector tecnológico pasa por Internet de las Cosas y, por lo tanto, a que todo lo que esté conectado sea, de alguna manera, inteligente. Y, además, en desarrollar un importante esfuerzo en tareas directamente relacionadas, como la creación de protocolos de red específicos para IoT, de sistemas operativos para los dispositivos, desarrollo de apps que aprovechen al máximo las funciones de smartphones, tablets y todo tipo de gadgets, ya sean autónomos o encastrados en otros aparatos… los corredores ya escucharon el pistoletazo de salida y, aunque se trata de una carrera de fondo, algunos no han dudado en hacer algún que otro sprint durante los primeros kilómetros, pues está claro que de las posiciones que logren consolidar ahora, dependerá en buena medida su futuro a posteriori. Hay, por otra parte, algo importante que muchos pasan por alto al hablar de Internet de las Cosas, y es que la conectividad e inteligencia no se centra exclusivamente en dispositivos electrónico con pantallas, interfaces de gestión visuales, botones, etcétera. Es más, hay algunos elementos que deberían ser tan inteligentes que no debería ser necesario que interacturaras con ellos (no, al menos, de la forma clásica) para que hagan su trabajo. Tal es el caso de lo que en su momento se dió en llamar domótica, y que hoy ha pasado a formar parte del concepto de hogar inteligente, o smarthome. ¿Y qué están haciendo las grandes empresas al respeto? Tomemos una pequeña muestra: Apple presento HomeKit en su última WWDC. Se trata de un kit de desarrollo con el que facilitar a fabricantes de dispositivos de hogar inteligente, y a programadores de apps, la interacción entre ambos elementos. Por su parte,  Google ha comprado Nest a principios de este mismo año, y la compañía no ha dejado de crecer desde entonces. ¿Y qué está haciendo el gigante coreano? Pues Samsung está cerrando la compra de SmartThings, una empresa fabricante de dispositivos de hogar inteligente.

Con su base en Washington DC, y formada por un equipo de 50 personas, SmartThings es una compañía especializada en diseño de elementos de automatización para hogar, que pueden tanto informar al propietario de determinados hechos, como ser controlados de manera remota o funcionar de forma autónoma. Además, la interconexión de todos los dispositivos entre sí permite crear acciones que respondan a eventos relacionados con luz, temperatura, movimiento, etcétera. Hasta el momento, ya ha obtenido más de 15 millones de dólares en rondas de financiación, lo que indica que los inversores ven muy fiable la propuesta de la empresa, y el interés de Samsung por adquirir SmartThinks (según una fuente consultada por Techcrunch la compra ya estaría cerrada, si bien otra afirma que todavía están negociando), supondría la confirmación clara de ello.

Aunque resulta menos glamouroso que smartphones, tablets, televisores conectados, etcétera, lo cierto es que uno de los aspectos más revolucionarios de la conectividad global es que realmente pretende ser global, es decir, llegar hasta el más pequeño y último de los dispositivos (y en esta categoría entran incluso las bombillas), cuya presencia en el esquema de un hogar conectado tenga sentido. Así, la entrada de Samsung en este campo tiene todo el sentido del mundo, así que sólo cabe esperar a que se confirme la operación y, poco después, Samsung nos muestre qué planes tiene para SmartThings.

 

Imagen: SmartThings

No comments yet.

Deja un comentario