ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Es capaz de obtener los electrones necesarios directamente de un electrodo

Señores, existen bacterias que pueden alimentarse de electricidad

A pesar de ser organismos aparentemente tan sencillos, las bacterias no dejan de sorprender a los científicos con su increíble capacidad de adaptación a medio, a las adversidades y su versátil habilidad para nutrirse de las cosas más diversas. Lo que ha descubierto ahora un grupo de investigadores del Instituto RIKEN y la Universidad de Tokio es que una de esas cosas es la electricidad.

Los organismos usan de diversos medios para obtener la energía necesaria para la vida. Hasta ahora se conocían dos ecosistemas de organismos interconectados entre sí: los fotótrofos (aquellos que usan la energía lumínica para transformar los elementos inorgánicos en nutrientes, como serían las plantas a través de la fotosíntesis), y los quimiótrofos (como es el caso de muchas bacterias, que sintetizan ATP -adenosín trifosfato- a partir de las reacciones sobre compuestos inorgánicos deducidos; se nutren tomando electrones de las sustancias del entorno).

Este nuevo descubrimiento abre la puerta a conocer un nuevo ecosistema, en realidad un electrosistema, que usa la bacteria Acidithiobacillus ferrooxidans. Esta bacteria sería capaz, según han visto los investigadores, de tomar los electrones que necesita para si crecimiento directamente del electrodo de una fuente de electricidad cuando no tiene a mano su alimento fundamental, que es el hierro.

Según el estudio se ha podido demostrar que la bacteria obtiene directamente los electrones de un electrodo, y así alimenta la misma vía metabólica que se activa por la oxidación de iones de hierro difusibles. Los científicos cultivaron las bacterias en un entorno de iones de hierro y también le suministró un electrodo (dióxido de carbono como fuente de carbono y oxígeno como receptor de electrones). En esas condiciones el equipo vio que se creaba una corriente originada en el electrodo, cuya fuerza dependía de la cantidad de bacterias se afferraban al electrodo. Además, al matarlas con luz ultravioleta, la corriente se interrumpía inmediatamente.

bacteria

El mismo equipo que ha realizado este hallazgo descubrió también, hace poco, corrientes geoeléctricas a través de las paredes de chimeneas formadas por fumarolas hidroterales negras, por lo que podría ser que algunos microbios de las grandes profundidades marinas quizá actúen como electrolitoautótrofos, siendo capaces de usar el potencial eléctrico, absorbiendo los electrones directamente como fuente de energía, en lugar de luz o de otras sustancias inorgánicas que puedan existir en el medio.

Fuente: Noticias de la Ciencia y la Tecnología

Estudio original: Frontiers on Microbiology

Foto: RIKEN (A. ferrooxidans)

No comments yet.

Deja un comentario