ZOOM
GALERÍA
0 COMENTARIOS

Podría alcanzar un coste energético de 2-3 centavos de dólar por vatio

Serigrafía termoeléctrica: hacia recolectores de energía más versátiles y eficientes

La Ley de conservación de la energía dice que esta no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Para nosotros, creadores de múltiples y complejos sistemas de obtención de energía, el problema está en que todavía no hemos encontrado una forma realmente eficiente de aprovechar toda la energía de un sistema. Si tenemos ventiladores en nuestros PCs es porque parte de su energía se pierde al transformarse en calor. Igual podríamos hablar de los grandes equipos de refrigeración o de los disipadores. Por eso existe una línea de investigación que estudia la conversión termoeléctrica, y más concretamente cómo crear materiales termoeléctricos flexibles, que se pudieran crear mediante un proceso muy similar al de la serigrafía.

Algunos de los grandes atractivos de la conversión termoeléctrica son que es respetuosa con el medio ambiente y que los campos de aplicación son enormes. Un sistema así sería capaz de trabajar la refrigeración de estado sólido, recolectar energía y recuperar el calor residual al mismo tiempo. Si a esto le añadimos la flexibilidad, sería más fácil aprovechar todo esto también en superficies curvadas o irregulares.

thermoelectricgraphicsized

En la Universidad Estatal de Boise, en Idaho, el profesor Zhang Yanliang y su equipo investigan un proceso de creación de dispositivos termoeléctricos flexibles, de bajo coste y alto rendimiento empleando técnicas de serigrafía. Mediante este sistema se usan nanocristales, que se convierten directamente en dispositivos termoeléctricos flexibles, lo que implica un control riguroso de la estructura química y superficie de los nanocristales sobre los que se trabaja inicialmente. Igualmente es necesario optimizar bien la nanotinta durante la serigrafía para que el aprovechamiento energético sea máximo.

Según se publica en el trabajo de los investigadores, cada película serigrafiada, convertida en un dispositivo termoeléctrico podría tener un coste energético de 2-3 centavos de dólar por vatio. De ser así, la reducción de costes y la posibilidad de recuperar el calor residual generado abrirían un mundo de posibilidades que aún están sin explorar en su totalidad en lugares como las centrales termoeléctricas, las fábricas e innumerables dispositivos domésticos.

Fuente: Universidad Estatal de Boise

Imagen: Universidad Estatal de Boise

No comments yet.

Deja un comentario